MyFeed Personalized Content
0 a 6 meses
Article
Add this post to favorites

5 tips para bajar la fiebre de tu bebé

Identifica si tu bebé tiene fiebre y cómo puedes ayudarlo a sentirse mejor

2minutos lectura Sep 2, 2016

Si eres mamá primeriza, seguramente sentirás angustia si a tu bebé tiene la temperatura elevada, lo primero que debes saber es que la fiebre no es una enfermedad, es la reacción natural del organismo para defenderse de las infecciones.
 

La temperatura normal del cuerpo humano es de 37° C, por lo que es muy importante que acudas con un especialista en la salud si tu bebé tiene 38° C o más. Debes saber que algunos niños pueden presentar aumento fiebre incluso, ante enfermedades leves.

Termometro azul de bebe para medir la fiebre

¿Cómo identificarla?

  • Tiene las mejillas inusualmente enrojecidas
  • Llora mucho
  • Tiene la lengua seca y llora sin lágrimas
  • Está decaído o irritable

Si tienes la impresión de que tu hijo tiene fiebre, no te fíes de la temperatura de tus manos como punto de referencia; como primer contacto puedes usar tus labios sobre su frente, después toma su temperatura con ayuda de un termómetro para saber la cifra exacta.

Niño con frazada verde llorando sobre la cama por síntomas de fiebre

¿Cómo bajar la fiebre?

  • Mantén fresca la habitación donde esté tu bebé
  • Quítale el exceso de ropa, puedes dejarlo sólo en pañalero
  • Para cubrirlo puedes usar una sábana o manta delgada
  • Mantén hidratado a tu bebé ofreciéndole el pecho la mayor parte del tiempo
  • Aplica paños húmedos en la frente o dale un baño

Bebe durmiendo con pijama en la cama con fomentos humedos en la frente para bajar su fiebre

Acude al médico de inmediato si:

  • Es difícil despertar a tu bebé o no despierta
  • Notas que tiene dificultades para respirar
  • Se convulsiona
  • En su piel aparecen manchas color rojo oscuro o morado
  • Tiene vómito o diarrea excesivos

Puedes intentar bajar la fiebre, pero si su temperatura sube y baja varias veces durante un lapso de 24 horas, busca ayuda para que tu bebé reciba el tratamiento adecuado. Recuerda que es muy importante que no suministres medicamentos a tu hijo si no han sido prescritos por tu profesional de la salud.

¿Le ha pasado a tu bebé? Cuéntanos qué hiciste.