Feed icon
Articulo

¿Por qué a mi hijo no le gusta compartir?

Enseñarlo es más sencillo de lo que crees

4minutos
lectura Mar 31, 2017

Es probable que te angustie la conducta de tu pequeño, sobretodo si se trata de no querer compartir, ya que en ocasiones esto representa un problema en la guardería, en la convivencia con otros niños, e incluso con familiares.

A pesar de que esta situación más común entre los hijos únicos, debido a que los pequeños con hermanos crecen compartiendo juguetes, comida, dulces, o incluso la recámara, tampoco están exentos de pasar por esta etapa. A los dos años, los niños aprenden límites y empiezan a tener consciencia de lo que les pertenece por lo que les resulta complicado desprenderse de lo que es suyo.

A pesar de que no es propiamente indispensable, es importante que aprenda a hacerlo, ya que este factor está presente e interviene en su desarrollo social y en la forma en que otros niños lo perciben, es decir, un niño compartido, siempre será mejor aceptado que uno que no está dispuesto.

Para ayudarlo con esta tarea, puedes:

  • Comprar un dulce, partirlo a la mitad y explicarle que sólo comerán una parte
  • Enséñalo a ofrecer sus golosinas
  • Invitarlo a prestar sus juguetes favoritos, explicándole que otro niño lo usará sólo un rato
  • Agradécele cuando comparte

Es muy importante que no lo obligues, ni le grites cuando no quiera compartir, lo ideal será explicarle lo que sucede de manera firme, sin llegar a la violencia. A los dos años de edad, existen muchas cosas que los niños no comprenden, y el prestar un juguete puede ser interpretado por ellos como un regalo.

 Si tu pequeño se niega, no te alarmes, aprenderá a compartir cuando establezca una amistad más grande.