Feed icon
Articulo

6 tips para que tu peque coma de todo

Ofrecerle una dieta equilibrada y completa será más sencillo con estos tips.

2minutos
lectura Dec 6, 2018

Sabemos que lo ideal es que los niños coman de todo, variado y nutritivo. Sin embargo, entre los 18 y 24 meses, los peques reafirman sus preferencias y tienen muy claro lo que quieren y lo que no.

La paciencia todo lo alcanza

Recuerda que mientras le ofrezcas un menú saludable y variado a tu peque, nunca pasará hambre. La importancia de la comida no radica solamente en su valor nutricional, también tiene una cualidad social, cultural y de disfrute.

Ofrecerle una dieta equilibrada y completa será más sencillo si sigues estos tips: 

1. Desde pequeño dale variedad: Pues si tiene variedad de texturas, sabores y olores desde un inicio es más fácil que acepte diversidad de alimentos en un futuro. 

2. Incluye en cada comida todos los grupos de alimentos:  

  • Alimentos de origen animal y leguminosas (pollo, carne, frijol, haba, etc.) 
  • Cereales (arroz, trigo, maíz, avena)
  • Verduras y frutas (zanahoria, manzana, espinaca, entre otros). Así te aseguras de que, durante el transcurso del día, comerá algo de cada grupo. 

3. Exposición repetida de un alimento: Los expertos dicen que para asegurar que a un niño no le gusta algo, se lo debes ofrecer entre 9 y 13 veces, en distintas presentaciones. 

4. Sé creativa: Puede ser desgastante que cada vez que le ofrezcas 1 grupo de alimento como verduras o carnes etc., te las rechace. Pero debemos sacar la creatividad en los formatos, presentaciones y platillos en la que le damos la verdura o la carne para que logremos que la acepte. 

  • Evita insistir con el mismo alimento por días enteros: No hay comidas imprescindibles, sino grupos de alimentos imprescindibles. Si el brócoli no es lo suyo, prueba con otras verduras. 
  • La regla de oro es que no se debe obligar a los niños a comer ningún alimento: Lo ideal sería ofrecérsela en otro momento, otras preparaciones o en otro momento del día.

Cuando se les obliga a comer, lo único que se consigue es generar un rechazo en los peques. Por encima de todo, se trata de evitar que la hora de la comida se convierta en un mal rato para tu peque o para ti.

Cuéntanos, ¿cuáles son los alimentos más difíciles para tu peque?