Feed icon
Articulo

Síntomas del Embarazo: Mi cuerpo está cambiando

Los primeros cambios fisiológicos en el embarazo indican el inicio de una etapa increíble

4minutos lectura Nov 12, 2019

El estar embarazada es una gran noticia que trae consigo muchos cambios, principalmente en tu cuerpo; no todos esos cambios serán agradables o cómodos, pero entenderlos te ayudará a sobrellevarlos y tener los cuidados necesarios.

 

En esta etapa maravillosa de tu vida vas a vivir muchos cambios fisiológicos en el embarazo, principalmente en tu cuerpo que empezará a generar algunas hormonas como la progesterona o los estrógenos que te preparan para cada momento del embarazo, el parto y la lactancia.

 

En tu cuerpo también habrá más líquidos, especialmente por el líquido amniótico y la mayor cantidad de volumen de sangre.

 

Aquí te explicamos lo que sucederá en tu cuerpo mes a mes.

 

 

Primer mes de embarazo

Los síntomas del embarazo en el primer mes se confunden con el síndrome premenstrual, podrás sentir cansancio leve, dolor en el pecho, mayor secreción vaginal y mayor sensibilidad a los olores.

 

 

Segundo mes

Empiezan algunas alteraciones en el ánimo, tu pecho crecerá y dolerá un poco, en la areola se distinguen unos nódulos pequeños, es probable que sientas náuseas y mareos y que aumente la producción de saliva y la necesidad de orinar.

 

 

Tercer mes

Tu abdomen empieza a abultarse ligeramente, puedes sentir nauseas y cambios en el apetito.

 

formando un corazón con las manos sobre el vientre de una mujer embarazada

 

 

Cuarto mes

Te sentirás más vital, tu cintura irá desapareciendo y las caderas se redondearán.

 

 

Quinto mes

Tu respiración será más profunda y tu ritmo cardiaco se acelerará, habrá mayor retención de líquidos, algunas mujeres notan una ligera hinchazón en brazos y tobillos, además de aumentos repentinos de temperatura con exceso de sudoración.

 

Podrás sentir que te cuesta respirar más, esto es por que las hormas del embarazo tienen efecto en los pulmones, que también son presionados por el diafragma que sube por el reordenamiento de otros órganos.

 

 

Sexto mes de embarazo

La piel de tu abdomen se estirará y puede aparecer picazón, tu ombligo empieza a sobresalir y quedará así hasta el parto. El útero ya no cabrá en la pelvis: al extenderse, desplazará los intestinos y presionará ligeramente el hígado y el diafragma, lo que puede dar lugar a una sensación pasajera de ahogo. La vejiga también estará más oprimida y eso aumenta la sensación de querer orinar con más frecuencia. Los pezones pueden estar más sensibles, ya que se empieza a producir prolactina. La hormona que prepara los senos para la lactancia y estimula la producción de Leche Materna.

 

mujer embarazada sentada y con una mano sobre su vientre

 

 

Séptimo mes

Los cambios fisiológicos continúan, el útero se extenderá por encima del ombligo y la barriga empezará a resultar prominente. Pueden aparecer molestias en la espalda y sentirse dificultades para respirar. El corazón empieza a latir más deprisa para bombear la sangre hacia la placenta y eso produce cansancio.

 

 

Octavo mes

Sentirás molestias típicas de los últimos meses de embarazo (dolor de espalda, acidez y estreñimiento) esto es por el sobreesfuerzo. Para este momento el aumento de peso será de alrededor de 11 kilos. Podrás sentir contracciones aisladas o dolores difusos en la parte baja del abdomen, porque el bebé estará tomando su posición definitiva. Podrán aparecer hemorroides provocadas por el estreñimiento y por la presión que ejercerá la cabecita del bebé en la pelvis.

 

Noveno mes

Ésta será la recta final hacia el parto. Quizás será necesario orinar más a menudo, por la presión que ejerce la cabeza del pequeño sobre la vejiga. Se presentarán las contracciones que avisan que el momento del parto ha llegado.

 

madre con su bebé recién nacido

 

 

Cambios después del parto

Es importante que posterior a tener a tu bebé en brazos, conozcas los cambios que pasan posterior al parto, por ejemplo:

 

  • La disminución notable de los estrógenos y aumento de la prolactina (que son una de las razones del famoso baby blues).
  • El útero busca regresar a su lugar y tamaño, también va a evacuar los residuos de mucosa restantes.
  • Tus pechos están listos para dar lactancia, sin embargo, necesitarán ser estimulados con la succión del bebé para dar lactancia materna, etc.

 

Así podrás estar más preparada durante el embarazo y no dejar de disfrutar este hermoso momento.

 

Esperamos que esta información te haya sido útil y nos gustaría saber más de ti. Regístrate y sé parte de nuestra comunidad.

Botón para registrarse