Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
Cómo se desarrolla la labor de parto

Todo sobre el trabajo de parto

 

¿Emocionada?, ¿nerviosa? No te preocupes aquí encontrarás la información que necesitas saber para ese momento.

Miércoles, Julio 24, 2019 - 15:38

Conoce cada detalle de este gran momento.

Al igual que el embarazo, cada trabajo de parto es único y singular, incluso, en una misma mujer la labor de parto puede variar de un embarazo al otro y ser una experiencia totalmente diferente. En algunas el proceso se vive de forma relativamente rápida, y en otras puede durar varias horas.

En este artículo te platicaremos sobre los aspectos básicos en que desarrolla el trabajo de parto.

El trabajo de parto es diferente para cada mujer

¿Qué es el trabajo de parto?

Labor de parto o trabajo de parto es el momento en que una mujer embarazada comienza a experimentar una serie de contracciones progresivas y continuas, que ayudan a que el cuello del útero se dilate (abra) y se suavice para permitirle al bebé pasar a través del canal de parto.

 

¿Cómo saber que estás en labor de parto?

Como dijimos, cada mujer y cada cuerpo son completamente distintos, sin embargo, existen señales comunes que experimenta la mayoría como:

  • Perdida del tapón mucoso: Se llama así a la expulsión de una pequeña cantidad de mucosidad mezclada con sangre.
  • Contracciones: Cuando se presentan espasmos uterinos con una frecuencia de cada 10 minutos o menos, se puede decir que la mujer ha entrado en labor de parto.
  • Ruptura del saco amniótico: En términos coloquiales, se le conoce cuando a una mujer “se le rompe la fuente” y es cuando sale el fluido amniótico de la vagina. Cuando esto sucede, las mujeres deben ir al hospital o comunicarse inmediatamente con el profesional de la salud pues el trabajo de parto está por comenzar.

 

Etapas del trabajo de parto y parto

Primera etapa: Trabajo de parto.

En esta etapa, el bebé se está colocando en el canal de parto y comienza con las contracciones regulares que dilatan y suavizan el cuello uterino para que el bebé se desplace fácilmente.

 

Esta etapa se divide en tres fases:

  1. Fase Latente

Es cuando el cuello del útero se dilata y se “borra”, esto quiere decir que se expande y se contrae. Se pueden sentir contracciones leves y moderadas. Esta fase es la más larga y menos intensa de todas las fases.

En este momento ya se puede hospitalizar a la madre y comenzar con los preparativos para la segunda fase del trabajo de parto. Esto se determinará por una serie de exámenes pélvicos que muestran el progreso de la dilatación del cuello del útero.

  1. Fase Activa

En esta fase la madre debe tener aproximadamente de 4 a 6 cm de dilatación. En este momento las contracciones son más largas, intensas y frecuentes, presentándose cada 3 o 4 minutos.

La fase activa puede durar de 3 a 10 horas aproximadamente, en la mayoría de los casos el personal responsable administra analgésicos que ayudan a aliviar el dolor, como la anestesia epidural.

No te preocupes, sabemos que ese momento puede causarte miedo o tensión recuerda que estarás acompañada en todo momento de profesionales que vigilarán por tu salud y la de tu bebé.

Algunas recomendaciones para este momento son:

  • Dar un ligero paseo a fin de aliviar la presión arterial y relajarse.
  • En el caso de estar acostada, cambiar de posición.
  • Solicitar una pelota de parto para poder hacer algunos movimientos en ella.
  • Tomar una ducha de agua tibia.
  • Pedir un masaje en la espalda, tratando de permanecer en una posición tipo fetal.
  1. Fase de transición

En algunas mujeres puede ser la más intensa. En este momento, las contracciones se producen con más frecuencia y duran entre 60 y 90 segundos, presentándose cada pocos minutos entre una y otra. La mujer sentirá una presión en la espalda baja y el recto, debido a que el útero se dilatará hasta 10 cm aproximadamente. Esta fase es más corta que las anteriores, dura alrededor de 15 y 60 minutos.

 

Segunda etapa: Parto.

La segunda etapa del trabajo de parto es definitivamente la más emocionante pues es cuando el cuello del útero se encuentra totalmente abierto y el bebé está listo para nacer. Esta es la etapa en que la mujer tiene que pujar para ayudar al bebé a salir del canal de parto.

 

Aquí, el tiempo varía de persona en persona, pero la duración aproximada de esta etapa es de 30 minutos a tres horas. En este momento es cuando sucede la “coronación”, que es cuando se visualiza la cabecita del bebé en el orificio de la vagina. El médico encargado podrá pedir a la mujer que puje más fuerte o que pare para apoyar el ritmo natural de las contracciones y ayudar a que el bebé salga del canal de parto.

 

Algunas mujeres encuentran mayor comodidad pujando en cuclillas, sentada, de rodillas, incluso apoyándose sobre las manos y las rodillas.

 

Tercera etapa: Expulsión de la placenta.

Por último, se desecha la placenta, esto será después de haber recibido al bebé. Muchas mujeres coinciden que esto trae consigo una sensación de alivio.

El cuerpo desechará la placenta entre los primeros 10 minutos hasta 5 horas después de haber recibido al bebé, pero tranquila seguramente no te darás cuenta de ello pues estarás muy distraída observando a tu pequeño gran milagro.

 

Tu cuerpo tendrá contracciones leves y el personal de salud te pedirá que pujes para que la placenta logre salir. En algunos casos se suministran medicamentos a fin de evitar hemorragias. Igualmente ellos serán los encargados de observar que esté completa y que ningún rastro se encuentre en el interior del útero de la madre, ya que, de ser así, se tendrá que extraer.

De ser necesario, en ese momento también se aplicarán puntos en la región vaginal para aliviar cualquier desgarro surgido durante el parto. En el caso de no tener anestesia, se pondrá anestesia local a fin de minimizar el dolor.

 

Recuerda, todo el proceso debe ser llevado por un profesional de la salud, el cual podrá velar por la salud de la madre y el bebé en todo momento.

 

¿Te gustó este artículo?

Únete a nuestra comunidad y sigue recibiendo más información sobre embarazo, nutrición, salud y bienestar infantil. ¡Regístrate!

Leer más

Únete a Baby and Me

Con un sólo clic podrás disfrutar increíbles beneficios, ¡conócelos!

Contenido Relacionado
Buscar

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!