Feed icon
Articulo

Los primeros alimentos de mi bebé

Descubre cómo y cuándo puede comenzar a comer sólidos tu bebé.

3minutos
lectura Apr 17, 2019

Ahora que tu bebé ya tiene 6 meses está listo para iniciar la alimentación complementaria. Esto significa que puedes comenzar a adicionar otros alimentos a sus comiditas además de la Leche Materna, que seguirá siendo su principal fuente de nutrientes.

Lo importante de esta etapa es que comenzarás a integrar al nene a comer con la familia, en los horarios y formas acostumbradas. A continuación, te damos una serie de recomendaciones para iniciar a tu bebé en la alimentación complementaria.

Iniciando la alimentación complementaria.

En esta etapa, el estómago de los bebés es muy pequeñito, de apenas 250 ml, es decir del tamaño de un pequeño vasito, por lo que debemos buscar alimentos con una alta concentración de nutrientes en pocas cucharaditas. 

Aquí te damos recomendaciones de los primeros alimentos:



Cereales infantiles

En esta etapa, se recomienda comenzar la alimentación complementaria con cereales infantiles especializados que son fáciles de digerir y están adicionados con un alto contenido de hierro y vitaminas esenciales para su crecimiento. Estos cereales los puedes mezclar, ya sea con agua potable o con Leche Materna, para que cada cucharada tenga aún más nutrientes



Papillas de frutas, verduras o carnes

Las papillas son una excelente fuente de vitaminas y minerales, además de que son una gran forma de comenzar a adicionar frutas, verduras y proteínas a la alimentación de tu bebé. En esta etapa se recomiendan papillas que tengan una textura muy suave y que sean fáciles de moler; por lo que puedes ofrecerle verduras y frutas cocidas como: zanahoria, manzana, pera, plátano, chayote o calabaza.

A partir de los 6 meses de edad los bebés pueden consumir una gran variedad de alimentos, como:

•    Carne (ternera, pollo, pavo, res, cerdo, hígado)
•    Verduras
•    Frutas
•    Cereales (arroz, maíz, trigo, avena, centeno, amaranto, cebada, tortilla, pan, galletas, pastas, cereales infantiles pre cocidos adicionados)



Sea cual sea el alimento con el que comiencen la alimentación complementaria, no olvides introducir un solo alimento nuevo a la vez, durante uno a tres días; esto es para valorar la tolerancia de tu pequeño y descartar alguna alergia alimentaria. 

Posteriormente podrás ir incluyendo otros grupos de alimentos como: leguminosas, huevo, pescado, derivados lácteos como el yogurt, etcétera, hasta llegar a la dieta familiar. 

Hidratación y consumo de bebidas

Hasta los 6 meses los niños obtienen toda el agua que necesitan de la Leche Materna. Después de los 6 meses y al iniciar la alimentación complementaria, se puede ir ofreciendo agua simple o bebidas sin azúcar añadida poco a poco y a medida que la necesiten.

Es importante mencionar que el agua que requiere un bebé es diferente a la que beben los niños más grandes, de hecho, la OMS recomienda darles a los bebés agua con bajo contenido en sales para evitar una sobrecarga de minerales en su organismo, pues en esta etapa de vida sus riñoncitos requieren más tiempo para desarrollar su función completamente.

Te aconsejamos buscar un agua especialmente diseñada para bebés.

Finalmente, es importante recordar que la Lactancia Materna debe ser exclusiva hasta los 6 meses y durante los siguientes meses hasta el año de vida, seguirá siendo su principal fuente de hidratación y nutrición. Y es muy recomendable continuarla lo más posible después de iniciar la alimentación complementaria. 

¿Resolvimos tus dudas? 
¡Recibe más información como esta y sé parte de nuestra comunidad!