Feed icon
Articulo

Tips para evitar que tu hijo se atragante

Da clic aquí y conoce los mejores consejos para cuidar a tu pequeño de un atragantamiento por comida u objetos extraños

2minutos
lectura Aug 25, 2016

Desde que los niños empiezan a caminar, controlar cada uno de sus movimientos u objetos que tocan se vuelve prácticamente imposible, por lo que el atragantamiento por introducir objetos extraños a la boca suele ser muy común entre los niños de 1 a 5 años de edad.

Sin embargo, el atragantamiento es completamente prevenible; basta con alejar de su vista y alcance todo aquel objeto que sea pequeño y que pueda atorarse en su garganta. Presta especial atención en las edades que los juguetes tienen designado y no permitas que tu hijo juegue con aquellos que sean para niños mayores que él, ya que puede contener piezas muy pequeñas.

A continuación, encontrarás una lista de los objetos más comunes y peligrosos para los niños; así que, mantenlo alejado de:

  • Monedas
  • Botones
  • Juguetes con piezas pequeñas
  • Canicas o pelotas muy pequeñas
  • Globos
  • Ligas
  • Tapas de pluma
  • Pilas de reloj
  • Imanes
  • Comida para perros

De igual manera, existen alimentos que pueden causar facilmente un atragantamiento. Esto debido a que, de acuerdo a su crecimiento y desarrollo, los niños no pueden masticar o manejar con su boca algunos alimentos; ya sea por su forma o su dureza. Además, a esta edad los niños comen jugando, parándose de su silla y moviéndose de un lado a otro.

Es por esto que es muy importante que estés al pendiente de tu hijo cuando coma, recuérdale que debe masticar correctamente y sé firme a la hora de decirle que debe mantenerse sentado para comer. Los niños no deben correr, jugar o tener movimientos bruscos mientras tengan alimento en sus bocas.

Si tu pequeño tiene menos de 4 años es importante que evites darle los siguientes alimentos para prevenir un atragantamiento:

  • Salchichas
  • Nueces y semillas
  • Frutos secos
  • Uvas completas
  • Caramelos duros
  • Palomitas
  • Crema de cacahuate (en grandes cantidades)
  • Trozos muy grandes de verduras crudas
  • Chicle

A pesar de que ya es un “niño grande”, recuerda que debes seguir al pendiente de los objetos con los que juega y su manera de comer; es la mejor manera de prevenir un accidente.

Cuéntanos, ¿tu hijo ya come alguno de los alimentos que mencionamos anteriormente?