Feed icon
Articulo

Mi hijo tiene 1 año, ¿por qué debe seguir consumiendo una alimentación especial?

Los nutrimentos indicados le ayudarán a un desarrollo adecuado.

3minutos
lectura Apr 26, 2019

Es común escuchar que, al cumplir el primer año de vida, tu hijo ya puede incorporarse a la dieta familiar, sin embargo, existen varios factores que intervienen en esta decisión pues los nutrimentos que necesita varían en cada etapa de su desarrollo. 

Por ejemplo, al iniciar la dieta los pequeños aún no pueden digerir varios de los nutrientes que contiene la leche de vaca, pero un niño de 5 años ya puede consumir la misma leche que los adultos.

Algunas familias tienen una dieta alta en calorías que podría desencadenar un patrón de sobre ingesta en el niño, en otras palabras, podría aprender una inadecuada programación metabólica. Lo ideal es enseñarle hábitos saludables en los primeros años de vida.

Algunos de los nutrimentos más importante son:

•    El hierro es indispensable para una apropiada producción de glóbulos rojos en la sangre, para que el cuerpo de tu pequeño pueda distribuir el oxígeno y para un óptimo desarrollo cognitivo.
El hierro puede encontrarse en los cereales para niños especialmente adicionados con este mineral, a diferencia de los cereales para adultos.



•    El DHA es un nutrimento indispensable para el desarrollo cognitivo y visual de tu pequeño, con su ayuda, tu hijo podrá mejorar su desempeño intelectual y de vista. Las leches de crecimiento están enriquecidas con DHA a diferencia de las leches para adultos.

•    El calcio es muy importante para que tu hijo tenga huesos fuertes, pero también ayuda a que sus tejidos y músculos funcionen adecuadamente. La vitamina D ayuda a una mejor absorción de este valioso mineral.

•    Las proteínas ayudan a que los músculos, tejidos, huesos, sangre, piel y cabello de tu pequeño, estén en óptimas condiciones.

•    Muchos productos creados especialmente para bebés o niños están creados especialmente para cubrir sus requerimientos exactos en cada etapa. Además, vienen con las medidas especiales para su edad y no contienen sal o azúcar añadida.



En esta etapa de descubrimiento y exploración, tu pequeño puede enfermarse fácilmente; los probióticos son nutrientes que pueden ayudarlo a reforzar sus defensas.

Al ofrecerle alimentos o leches de crecimiento infantiles, le estarás dando estos y otros nutrimentos esenciales para su desarrollo, en la calidad y cantidad que requiere en cada etapa, pues están hechos para cubrir sus necesidades y cuidar sus defensas, a diferencia de las leches para adultos.



Recuerda que una alimentación equilibrada, una óptima estimulación y una adecuada hidratación, pueden impulsar su desarrollo; sin embargo, el tiempo que pases con él y los momentos que dediques a su desarrollo emocional, completarán los pilares más importantes para tener un futuro saludable.

Si quieres saber más sobre la nutrición en los primeros 1000 días de vida 
¡regístrate y recibe más información!