Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
FORTALECIENDO JUNTOS TODAS LAS POSIBILIDADES DE TU PEQUEÑO
Sorpréndete de tu hijo toda la vida. Cada logro que vivas con él es una prueba del desarrollo saludable de tu pequeño. NAN® 3 SUPREME PRO, ahora con 5 HMOs, ayuda a construir las bases que tu pequeño necesita hoy para lograr su máximo desarrollo* mañana. *En conjunto con un cuidado materno adecuado, un ambiente de respeto, amor, confianza, comprensión, tolerancia, vigilancia médica periódica y un estilo de vida saludable.
NAN 3 Supreme Pro lata
NAN 3 Supreme Pro lata
NAN® SUPREME PRO, NUESTRA FÓRMULA CIENTÍFICAMENTE MÁS AVANZADA
Con más de 150 años de experiencia global, Nestlé® ha sido pionera en investigación e innovación en nutrición para los primeros 1,000 días de vida.
5 HMO NAN SUPREME
La única fórmula con 5 HMOs
Los HMOs son ¨Oligosacáridos de la leche materna¨, siendo nutrientes que apoyan al sistema inmune.
Proteina selecta NAN SUPREME PRO
Proteína selecta
Para favorecer una buena digestión.
HMO en NAN 3 SUPREME PRO
Probióticos
Cultivos o bacterias benéficas naturalmente activas para fortalecer el sistema inmunológico de tu pequeño.
NAN® SUPREME PRO 3
de 1 a 3 años

NAN® 3 SUPREME PRO, nuestra última innovación científicamente probada, que apoya su máximo desarrollo integral* para un maravilloso mañana. 


*En conjunto con un cuidado materno adecuado, un ambiente de respeto, amor, confianza, comprensión, tolerancia, vigilancia médica periódica y un estilo de vida saludable. 

NAN 3 Supreme Pro lata
 
Martes, Mayo 28, 2019 - 12:46

Conoce qué diferencias existen entre la leche que solemos tomar en la familia y la leche de crecimiento para niños

Como mamás, sabemos que una buena alimentación es esencial para fomentar el adecuado crecimiento de nuestros pequeños. Por eso, una de las dudas más frecuentes, una vez que los pequeños cumplen un año es: ¿Qué diferencia hay entre la leche líquida familiar y la leche de crecimiento infantil?

Como sabemos, la leche líquida familiar siempre ha sido considerada parte importante de una dieta completa ya que es fuente de nutrientes como:

•    Proteínas
•    Calcio
•    Sodio
•    Vitaminas A y D

A pesar de todos estos beneficios y de que tu pequeño puede consumirla a partir del primer año, existe otra alternativa que tiene la cantidad de nutrientes necesarios para impulsar su óptimo desarrollo: La leche de crecimiento infantil.

La leche de crecimiento infantil está adicionada con vitaminas y minerales que tu niño necesita para cada etapa en particular. Además, cuenta con la cantidad y calidad de proteínas necesarias para apoyar el desarrollo de sus huesitos y músculos, así como nutrientes que la leche familiar no contiene, como probióticos y prebióticos, importantes para fortalecer el sistema inmunológico.
 

La leche en polvo es rica en nutrimentos necesarios

Otra diferencia entre la leche líquida y la infantil, es que la primera es baja en Hierro; en esta etapa, tu peque necesita 5 veces más hierro para crecer saludable, ya que el Hierro no sólo ayuda a que los músculos y tejidos funcionen adecuadamente, sino que también interviene en su desarrollo neuronal.

La leche infantil, además de estar fortificada con Hierro, contiene vitamina A, C, D, E, probióticos y otros nutrimentos más, básicos para su crecimiento. 

Alimentación infantil

 

Como verás, los alimentos creados para niños siempre serán la opción ideal para ayudarlo a crecer de manera saludable, pues están diseñados en base a los requerimientos y necesidades que tienen los pequeños para cada etapa de su infancia.

Con esta información, podrás hacer una mejor elección para nutrir a tu pequeñito.

Si quieres saber más sobre su alimentación y los nutrimentos necesarios para su desarrollo, regístrate y forma para de esta gran comunidad.
 

Leer más
 
Miércoles, Junio 26, 2019 - 17:16

Si tu bebé ya tiene más de 6 meses y adicional a la leche, ya está comiendo sólidos, ¡felicidades!

Aquí te decimos cómo debes llevar a cabo esta transición e ir incorporando los alimentos a su dieta.

Lo que está pasando con tu bebé:

Lo primero que debes saber es que durante los primeros 12 meses de vida, tu bebé va a triplicar su peso y su estatura aumentará hasta en un 50%, por otro lado, también se estarán desarrollando sus funciones corporales y sociales. Todos estos procesos demandan mucha energía y variedad en su alimentación.

Empezando los 6 meses, es recomendable que la Leche Materna siga en su alimentación lo más posible, pero ya no aportará todos los nutrientes que tu pequeño necesita, por eso debes incorporar los primeros alimentos sólidos, ya que esto le ayudará a desarrollar sus capacidades para masticar y tragar, y en un futuro cuando llegue el momento de hablar.

A los 6 meses el 30% de su dieta deben de ser sólidos y 70% leche.

Porcentajes que componen la alimentación de un niño de 6 meses

Este proceso debe ser gradual, es decir, la cantidad, calidad y variedad de los alimentos va aumentando al ritmo que el bebé los va pidiendo.

Progresión de texturas.

En esta etapa, los bebés exploran el mundo a través de nuevos sabores y texturas, por eso es importante saber cómo incluir los alimentos sólidos de forma progresiva de acuerdo con su edad. Aquí te damos algunos consejos básicos:

  • De los 6 a 7 meses los bebés están aprendiendo a deglutir, por lo que la textura de las papillas deberá ser extra suave. En esta edad, los niños pueden consumir cereales, verduras, fruta o carne en forma de papillas o purés muy molidos y sin trocitos sólidos.
  • Entre los 8 y 9 meses se pueden incorporar en forma de puré, leguminosas cocidas como lentejas, frijoles, garbanzos, chícharos y habas. La consistencia de los alimentos debe ser suave, pero ya podemos incorporar trozos finos y fáciles de deshacer en la boquita del bebé. Esto les permitirá ejercitar la mandíbula al triturarlos con sus encías.
  • Entre los 9 y 12 meses, el sistema digestivo de los niños está listo para recibir trozos más grandes que antes. Lo recomendable es comenzar con pequeños trozos e ir aumentando su tamaño poco a poco hasta que el niño aprenda a masticar y manipular trozos más grandes.

Comienza incorporando papillas para alimentar a tu niño

¿Con qué alimentos debes empezar y cómo le ayudan?

Cereales infantiles fortificados.

Su textura es ideal y de fácil digestión además están fortificados con Hierro, un mineral esencial para para su desarrollo cognitivo y prevención de la anemia. Además, les proporcionan fibra que promueve su salud digestiva.

Los cereales son fuente de hierro

Frutas y verduras.

Se las puedes dar ya sea en forma de papillas o en pequeños trocitos para que vaya aprendiendo a masticar. Le aportan vitaminas, minerales y fibra a tu hijo.

Las frutas son un alimento ideal para los niños

Carnes y pescados.

Debes comenzar con las carnes menos grasosas como el pollo y el pavo, y gradualmente, puedes incluir cerdo y res. La carne es una fuente importante de Hierro y proteínas esenciales para el desarrollo de los músculos.

En cuanto a los pescados, lo más recomendable es empezar por los blancos y después del año, los azules. Los pescados le aportan ácidos grasos como Omega 3 y Omega 6, que son una importante fuente de DHA, que ayuda a su desarrollo cerebral, además son ricos en vitaminas del complejo B y Zinc que colaboran en la obtención de energía.

Ofrecer una variedad en su alimentación ayuda a los niños a obtener los nutrientes que se necesitan para mantener una buena salud, favorecer su crecimiento, prevenir enfermedades que se originen por carencia de ciertos nutrientes y cimentar las bases para convertirse más adelante en adultos sanos.

Recomendaciones en la alimentación de tu bebé:

Tips para dar de comer a tu bebé

No te rindas, aunque tu hijo no quiera comer

Explorar alimentos juntos ayudará a que tu niño te imite

Prueba sabores con tu niño

La leche hidrata a tu pequeño
¿Te gustó este artículo?

Para recibir más información útil e increíbles sorpresas, sólo tienes que registrarte y formar parte de nuestra comunidad.

Leer más
 
Miércoles, Septiembre 9, 2020 - 17:55

Para elegir la mejor leche para niños, debes conocer los nutrientes que debe aportar para un crecimiento físico y desarrollo cerebral adecuados. Te invitamos a conocer las diferencias entre las leches para niños arriba de 1 año de edad.

¿La leche sigue siendo importante?

A partir del primer año de vida la leche sigue siendo un alimento clave en la dieta del bebé, debido a que aporta una variedad de nutrientes esenciales para que tenga un adecuado desarrollo físico y cognitivo y es un alimento muy completo teniendo proteínas, carbohidratos y grasas sanas. En donde aproximadamente debe de representar el 30 a 40% de las calorías totales de su alimentación, y en donde el otro 60 a 70% tendrá que venir de los alimentos sólidos.

A esta edad el bebé puede seguir con leche materna o con leches de crecimiento, que son leches que están especialmente diseñadas para cada etapa del desarrollo y están fortificadas con nutrientes y compuestos bioactivos (probióticos, HMOs, etc) que ayudan a cubrir los requerimientos aumentados de nutrientes del niño a partir del año

Pero ojo, no todas las leches son iguales, y para elegir la leche ideal debes conocer los nutrientes y propiedades de cada una.

 

¿Qué leche es la mejor para mi hijo?, ¿Qué debe tener la leche para que sea buena?

 

Aquí te explicamos las diferencias en la alimentación infantil:

 

1.  Leche materna

La leche materna es maravillosa y la ideal, contiene nutrientes y componentes bioactivos que ayudarán al óptimo crecimiento y salud de tu bebé especialmente en sus primeros meses y podrás continuarla hasta los dos años de tu pequeño. Esta debe ser a libre demanda, y mientras tú y tu bebé estén cómodos con la lactancia, es recomendable seguirla practicando.

2. Leche de vaca

  • No se debe dar al pequeño menor de 1 año.
  • Contiene muy poco hierro, que contribuye a la salud cerebral.
  • Naturalmente no contiene vitamina D, que contribuyen a la salud ósea.
  • No contiene DHA, ácido graso recomendable para el desarrollo visual y cerebral.
  • No contiene probióticos como la leche materna o la leche de crecimiento.

3. Leches de crecimiento por etapa

Son leches diseñadas especialmente para los niños por etapa de desarrollo, por lo que contienen vitaminas y minerales que necesitan para cada edad.

  • Cubre en mayor porcentaje los requerimientos de vitaminas y minerales comparado con la leche de vaca, por ejemplo, la leche de vaca cubre el 0% del requerimiento de vitamina C mientras que la leche de crecimiento el 96%.
  • Son hechas especialmente para los pequeños, mientras que la leche de vaca se adapta a las necesidades de los adultos.
  • La mayoría son fortificadas con DHA, probióticos, fósforo, magnesio, selenio etc.
  • El tipo de proteína que tiene ayuda a una mejor transición en la digestión del pequeño a diferencia de la leche de vaca.

Ejemplo de estas leches son:

  1. NAN 3®

Fórmula de crecimiento que apoya a la salud digestiva por su combinación de proteína optimizada, Probiótico L Confortis y componentes bioactivos que le caen bien a su pancita.

  1. NAN CONFORT TOTAL 3 ®

Fórmula que ayuda a disminuir malestares como estreñimiento, cólico y diarrea, ya que tiene ciertos  prebióticos y probióticos específicos para la correcta digestión.

  1. GOOD CARE ®

Ayuda a  fortalecer su sistema inmune, pues tiene proteínas de fácil digestión llamadas  A2, probióticos específicos pro-inmunidad y componentes bioactivos.

  1. NIDO KINDER ®

Leche de crecimiento que protege su sistema inmune, digestivo y respiratorio por su contenido en probiótico L.Reuteri, vitaminas y minerales que contribuyen a sus defensas.

 

4. Leches de crecimiento bajas en lactosa:

  • La leche baja en lactosa o deslactosada, le ayudará a tolerar de forma más paulatina la lactosa de los alimentos lácteos, además de ayudar a una fácil digestión.
  • Estás, al igual que las de crecimiento, están especialmente hechas para cubrir los requerimientos de los pequeños en cada etapa.
  • Ejemplo de marcas son NAN ® , Kinder Deslactosada ® o NAN 3 Baja en lactosa ®.

 

 

5. Bebidas  vegetales

Las bebidas vegetales ( o coloquialmente ¨leches vegetales¨) no son un sustituto de leche, es decir no deben reemplazar la leche que le estés dando, pues son bajas en nutrientes esenciales para los pequeños. Normalmente tienen 80 a 90% de agua y 10 a 15% de avena, arroz, etc.

Es seguro darlas a tu pequeño durante su alimentación complementaria o a partir del año  y pueden ser parte de la dieta del mismo, siempre y cuando no sustituyan la leche que tu pediatra te recomendó.

  • Leches de soya, almendra o arroz, normalmente son diseñadas para adultos, no para pequeños.
  • Son bajas en proteínas de alta calidad.
  • Naturalmente no tienen suficientes vitaminas y minerales para cubrir los requerimientos del pequeño, aunque varias marcas ya vienen fortificadas con calcio y vitaminas.
  • El hierro tiene baja biodisponibilidad (o baja absorción intestinal).

 

¿Qué debo tomar en cuenta al elegir la leche para mi hijo?

  • A esta edad, una recomendación general son 2 vasitos de leche de crecimiento al día. Sin embargo, cada niño es distinto, asesórate con tu profesional de la salud.

 

  • Que sea una leche de crecimiento especial para pequeños y no una leche para adulto.
  • Es muy importante revisar que no tenga azúcares añadidos que puedan propiciar un consumo excesivo. El azúcar es importante, pero debe ser la que la leche contiene naturalmente de la leche, evita la azúcar “añadida”.

 

  • Si tu bebé presenta algún tipo de intolerancia, también es muy importante que platiques con el profesional de la salud para determinar si se trata de una intolerancia a la lactosa (el azúcar de la leche) o a las proteínas de la leche (alergia) y poder ofrecerle la mejor alternativa posible a tu peque.

 

  • Evita darle leches de sabor para niños (con chocolate, fresa, etc), pues estas son altas en azúcares añadidos.

 

Si tienes dudas, puedes consultar a tu profesional de la salud para obtener las mejores recomendaciones para la nutrición de tu pequeño; ésta sólo es una guía para que conozcas los tipos de leche que existen.

Leer más

What to remember

  • La leche sigue siendo un alimento clave en la nutrición de tu hijo a partir del primer año de edad.
  • Debe contener los nutrientes que se necesitan de acuerdo a su edad como calcio, vitamina D, proteínas y minerales, como zinc, fósforo, magnesio, entre otros.
  • La leche materna es la leche ideal para tu pequeño a esta edad.

Cómpralo aquí:

farmacia del ahorro Walmart superama chedrahui soriana
Buscar

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!