Feed icon
Articulo

Tengo antojos raros en el embarazo, ¿es normal?

Tener ganas de comer cosas que no esperabas es más común de lo que crees

2minutos
lectura Jun 8, 2017

Algunos de los antojos más comunes, como querer comer un helado en medio de la madrugada o un rico plato de enchiladas son normales cuando inicias esta hermosa etapa en tu vida. Hay otros que no lo son tanto, ¿has tenido un antojo raro durante esta etapa? ¡Es muy común y aquí te explicamos por qué tienes ganas de comer cosas tan extrañas!

No se sabe a ciencia cierta qué causa los antojos durante esta etapa, pero se cree que es provocado por tus hormonas, un sentido del olfato más sensible y en otros casos por deficiencias nutricionales. Los antojos usualmente comienzan durante el primer trimestre de embarazo y son más fuertes durante el segundo, pero pueden llegar en cualquier momento. Cada mujer tiene antojos diferentes, pero la mayoría de las veces los antojos son por cosas dulces. Te dejamos unos consejos para sobrellevar tus antojos:

1. Comer bien

Una manera para evitar estos raros antojos es tener comidas balanceadas durante el día que contengan por lo menos un alimento de cada grupo del plato del bien comer. Si dejas de comer un alimento de cualquiera de este grupo, puede disminuir el consumo de los nutrimentos que tú y tu bebé necesitan, y puedes tener más antojos.

2. Tengo antojos y no son de comida, ¿qué hago?

Debes consultar a tu profesional de la salud en caso de tener antojos por algo más que no sean alimentos, ya que esto puede ser un síntoma de pica, un padecimiento relacionado con la deficiencia de nutrimentos.

3. Un antojo a la vez

Cuando puedas, compra solo el alimento que provoca el antojo. No compres de más ni lo tengas almacenado. Por más que lo quieras, procura que cada alternativa a tus antojos sea saludable. Siempre ten en mente la moderación.

4. Distraerte

Si tus antojos son fuertes y frecuentes, puedes intentar distraerte saliendo a caminar, leyendo o viendo una película. Cuida tus porciones de alimento y no olvides mantenerte físicamente activa.

Cuéntanos, ¿cuál ha sido el antojo más raro que has tenido durante el embarazo?