Feed icon
Articulo

¿Cómo cuidarme durante la cuarentena?

Conoce los cambios que tendrá tu cuerpo y cuál es la mejor manera de cuidarte estos días.

5minutos
lectura Jul 30, 2018

Llamamos cuarentena o puerperio, a las seis semanas posteriores al nacimiento de tu bebé; en este lapso, pasarás por un proceso de cambios en donde los órganos de tu cuerpo volverán a su tamaño y lugar. Por otro lado, las hormonas que intervienen podrían provocarte cambios de humor, irritabilidad, o episodios de tristeza, ansiedad o angustia.

A pesar de ser comunes, éstos podrían complicarse y convertirse en depresión posparto; para saber más sobre el tema, puedes leer: ¿Por qué me siento tan triste después del parto?

A continuación, te compartimos algunas recomendaciones para esta etapa:

¿Cómo debo cuidarme si tuve un parto vaginal?

  • Si te practicaron episiotomía (incisión para facilitar la salida del bebé), es posible que sientas dolor durante los primeros días, sin embargo, debes saber que suele sanar más rápido de lo que imaginas. Para evitar que se infecte, lava la zona con agua y jabón después de evacuar, y seca perfectamente la herida.
  • Algunas mujeres podrían tener problemas de incontinencia urinaria, para reforzar el suelo pélvico puedes hacer ejercicios de Kegel, que consisten en relajar y contraer los músculos vaginales; cinco minutos diarios, pueden ayudar a una pronta recuperación.

¿Cómo debo cuidarme si tuve una cesárea?

  • No cargues nada más pesado que tu bebé; recuerda que acabas de pasar por un proceso quirúrgico en el que cortaron varias capas para llegar a tu pequeño.
  • Lava la herida y aplica un antiséptico.

Ya sea en parto o cesárea se presentan:

  • Loquios: es el sangrado que ayuda a limpiar el útero, dura entre 10 y 15 días (aproximadamente), y su tonalidad va cambiando, de rojo vivo a marrón. La cantidad debe disminuir poco a poco. 
  • Entuertos: son dolores en la zona pélvica como consecuencia del proceso que ayuda al útero a volver a su tamaño; suelen aparecer mientras amamantas a tu bebé, debido a que la lactancia libera oxitocina, hormona que estimula las contracciones.
  • Es posible tener episodios de estreñimiento, por lo que se recomienda llevar una dieta con mucha fibra y suficientes líquidos.

En ambos casos: 

  • Evita tener relaciones sexuales durante este periodo y hasta que tu profesional de la salud te lo indique.
  • Intenta dormir cuando tu bebé duerme, así descansarás mejor.
  • Procura tu arreglo personal para evitar la depresión, recuerda que todo irá mejor si te sientes bien contigo.
  • Pide ayuda si lo sientes necesario; recuerda que no estás sola.
  • Aprende a disfrutar esta etapa. En los primeros días habrá muchos cambios; aprende a disfrutar mientras te adaptas a esta nueva vida.

Signos de alarma. Acude con tu profesional de la salud si:

  • Notas que tienes un sangrado muy abundante, con mal olor, contracciones muy dolorosas o problemas graves de estreñimiento.
  • Tienes problemas con la bajada de la leche. 
  • Aunque llegan a ser normales, presta atención a los episodios de tristeza o frustración, pues el tener pensamientos negativos hacia tu bebé o estar demasiado agobiada como para cuidarte a ti misma o a tu pequeño, podrían ser indicadores de depresión posparto.

Consulta a tu profesional ANTES de medicarte o usar algún remedio casero; recuerda que es el único que conoce las particularidades de tu situación, por lo que automedicarte o usar remedios populares podrían complicar la situación.

Regístrate y descubre más sobre la nutrición y los cuidados para ti y tu bebé; recuerda que los primeros 1000 días pueden hacer la diferencia en su futuro.