Feed icon
Articulo

¡Dale un masajito a tu bebé y ayúdalo a mejorar su digestión!

Además de consentirlo, podrás favorecer su actividad intestinal.

2minutos
lectura Jun 26, 2018

Algunos bebés tienen problemas estomacales durante las primeras semanas o meses después de haber nacido, debido a que su sistema digestivo sigue en proceso de maduración, sin embargo, la Leche Materna es tu gran aliada para cumplir esta importante misión.

Los malestares más comunes son:

  • Irritabilidad 
  • Inflamación abdominal
  • Gases
  • Cólicos
  • Estreñimiento

¿Cómo puedo identificar que se siente mal?

Si notas que está irritable y llora, pero tiene el pañal limpio y no siente hambre, pon atención a: 

  • Su pancita: si está inflamada, podrás notar que se incomoda al acostarlo boca abajo.
  • Su popó: si llora antes o durante las evacuaciones y tiene deposiciones secas o en forma de bolitas, podría estar estreñido.

¿Cómo puedo ayudarlo?

Un masaje abdominal puede ser una buena opción para aminorar momentáneamente sus molestias, primordialmente para darle descanso a tu pequeño; sin embargo es importante que acudas con tu profesional de la salud pues es el único que puede darte un diagnóstico acertado y un posible tratamiento en caso de ser necesario.

¿Qué necesito para darle un masaje?

  • Aceite para eliminar la fricción de tu piel con la suya.
  • Música tranquila.
  • Difusor con esencia relajante.
  • Luz tenue.

¡Manos a la obra!

  • Prepara el ambiente para que tu bebé se sienta tranquilo y relajado.
  • Acerca todo lo que podrías necesitar, incluyendo un cambio de pañal.
  • Descubre la pancita de tu bebé o déjalo en pañal.
  • Vierte un poco de aceite sobre las palmas de tus manos, frótalas entre sí y llévalas hacia su abdomen.
  • Usando las palmas de tus manos, realiza movimientos suaves y repetitivos en dirección hacia sus pies.
  • Junta tus pulgares debajo de su ombligo y lleva los dedos hacia los costados, ejerciendo un poco de presión sobre su pancita.
  • Pon las yemas de los dedos sobre su abdomen y realiza un poquito de presión haciendo movimientos similares a una caminata.; desliza los dedos por toda su pancita.

¿En qué le beneficia?

Con ayuda del masaje tu bebé puede relajarse, conciliar mejor el sueño y hasta mejorar su digestión. ¿Pero sabías que el contacto piel a piel con tu pequeño refuerza los lazos afectivos? ¡Es una gran oportunidad para involucrar a papá!

El contacto físico y las demostraciones de amor son muy importantes para que tu bebé tenga un buen desarrollo social, y aunque sea muy pequeño, el masaje puede ayudarle a percibir el cariño que sientes por él. Recuerda que todos los cuidados que tengas ahora, repercutirán en su vida adulta.

Conoce más sobre la salud, el bienestar y la nutrición adecuada para tu hijo, ¡regístrate y sé parte de nuestra comunidad!