Feed icon
Articulo

Comida para niños y cultura de alimentación. ¿Cómo lograr un equilibrio?

Durante sus primeros años, los niños imitan todo lo que papá y mamá hacen, y la alimentación no es la excepción. El objetivo de tener una alimentación o comida para niños saludable no es castigar con “comida buena y mala” sino lograr abrazar y disfrutar la comida que amamos y sobre todo concientizar los beneficios que traen para nuestra salud. 

 
La comida es una de las demostraciones más grandes de amor que podemos brindar a nuestros seres queridos, entonces ¿por qué la llegamos a castigar con la comida?

 
Es una realidad que no podemos controlar el cómo nuestros hijos consumen influencias externas como las redes sociales cuando se trata de estándares de belleza, por ello, como protectores del cuerpo de nuestros hijos, depende de nosotros escuchar, aprender y transformar la forma en que hablamos sobre la comida para niños en nuestros hogares. 

 
Preparamos una lista de consejos que te ayudarán a iniciar el cambio sobre la cultura de la alimentación con tu peque, para que así tenga una relación positiva con la comida desde pequeño:

 
El lenguaje es primordial. 
Aprendamos a cuidar cómo nos expresamos respecto a la alimentación, recuerda que cada palabra cuenta. En lugar de bueno”, prueba con “nutritivo”. En lugar "malo", prueba con "menos nutritivo". Eliminar estas etiquetas de alimentos significa eliminar la moralidad asociada con los alimentos y por lo tanto prevenir desnutrición infantil. Los alimentos no tienen valor moral y la culpa es una emoción moral. ¿Habías pensado en el impacto de las palabras?

 

 

 Alimentación intuitiva o perceptiva como un acto de amor propio

Enseña a tu peque a escuchar y conocer su cuerpo. De esta forma tu hijo poco a poco comprenderá la importancia de alimentarse e identificar cuando su cuerpo necesita energía y tiene hambre  o cuando ya está ¨lleno¨. Para ello es recomendable tener en casa alimentos prácticos y accesibles como frutas en todas sus presentaciones. Por ejemplo, las papillas y  pouch de Gerber® son cómodos y nutritivos, accesibles para que tu peque inicie su alimentación complementaria de una forma más consiente.

 

Los snacks de Gerber® - como los Puffs, Chips, tostaditas,etc - fueron diseñados para respetar su autonomía mientras consumen alimentos adecuados para su edad, es decir ellos al ir estimulando su pinza fina al agarrar el alimento , ellos solos pueden determinar cuanto comer y cuando ya están llenos.

 

El ejemplo es la mejor educación

Si tus hijos ven en ti hábitos saludables, para ellos será normal seguirlos, serán parte de su normalidad. Tu relación con los alimentos y la forma en la que te nutres y cuidas tu cuerpo será como ellos lo harán también. Así que ser positivos y responsables es el primer paso para transmitir una verdadera cultura de alimentación en tu peque.

 

La educación es empoderamiento y las mamás empoderadas empoderan a sus hijos. Las vitaminas para niños no deberían ser un complemento a su dieta sino parte de esta ¡Ese es el ciclo que realmente debemos mantener!
3minutos
lectura Sep 14, 2021