MyFeed Personalized Content
Preconcepción
Articulo
Add this post to favorites

Prueba de embarazo. ¿Cómo y cuándo debo hacerla?

Conoce las diferentes pruebas de embarazo que existen y cuál es más certera para estar mejor informada.

5minutos lectura Ene 31, 2019

Cuando se comienza a buscar el embarazo, algunas de las dudas más frecuentes suelen ser: ¿estaré embarazada?, tengo días de retraso ¿es normal?, ¿cuáles son los síntomas?, ¿cuándo debería considerar hacerme una prueba de embarazo para conseguir un resultado confiable?, entre otras.

Si te sentiste identificada, sigue leyendo, ¡aclararemos todas tus dudas!

En primer lugar, es común que, al tener un retraso en la regla, el primer pensamiento que llegue a tu mente sea la posibilidad de estar embarazada, y aunque esto en muchas ocasiones es así, no es la única razón por la que podrías presentar un periodo irregular.

Algunas causas que tal vez desconocías y que pueden provocar dichos cambios son:

  • Trastornos alimenticios
  • Estrés
  • Incremento de actividad física
  • Desajustes hormonales
  • Edad

Por otro lado, también es cierto que las mujeres suelen presentar ciclos menstruales irregulares. Este ciclo inicia el primer día de tu periodo menstrual y termina cuando comienza el siguiente periodo, durando, en promedio, 28 días.

A pesar de ello, la duración del ciclo puede variar entre 21 y 35 días, pues interfieren los diferentes factores genéticos de cada mujer.

¿Cuándo mi retraso deja de ser normal?

Si durante tu ciclo menstrual presentas un retraso de 3 o 4 días, puedes considerarlo normal y mantenerte tranquila. Pero, si tú eres una mujer muy regular, tuviste relaciones sexuales y el retraso supera varios días o hasta una semana después de la fecha esperada para la regla, es recomendable si hacerte una prueba de embarazo y visitar al médico para que pueda descartar cualquier problema de salud o te indique con certeza si estás embarazada.

Tipos de pruebas de embarazo

Si tu regla se retrasó y quieres saber si estás embarazada, una prueba de embarazo es la opción ideal.

Existen dos tipos de pruebas de embarazo: de sangre y de orina. En ambas se detecta la presencia de la hormona gonadotropina coriónica humana, también conocida como hormona del embarazo, la cual se produce tras la implantación del embrión. 

En esta ocasión te vamos a contar cómo funcionan y cuándo es más conveniente realizarte cada una de las pruebas para que elijas la que más te conviene. 

 

Prueba de Embarazo por medio de Sangre

Este test de embarazo se realiza en un laboratorio y es muy preciso. Hay dos tipos: la prueba cualitativa, que da un resultado en términos de “estás embarazada o no estás embarazada” y la prueba cuantitativa, que hace un conteo de la hormona de embarazo presente en el cuerpo y avisa no sólo si hay un embarazo, si no que puede determinar la edad del feto y diagnosticar si el proceso es normal o no.

Para hacerte este test de embarazo no es necesario que acudas al laboratorio en ayunas. Es recomendable esperar un período de 7 a 9 días después del día correspondiente a tu ovulación, para tener un resultado más preciso

Pero, ¿qué es exactamente la ovulación y cómo saber cuándo ocurre? Es el período más fértil de una mujer dentro de su ciclo menstrual y se da cuando el óvulo está listo para ser fecundado. De acuerdo con la duración del período menstrual, se puede determinar el período fértil y los días de ovulación.

La ovulación generalmente ocurre 14 días después del primer día de menstruación, pero como todas las mujeres son diferentes, lo más seguro para saberlo es consultarlo con tu ginecóloga o ginecólogo en tu próxima visita.

Actualmente también hay varias apps que te ayudan a calcularlo y darle seguimiento a tu ciclo menstrual.

 

Prueba de Embarazo por medio de la Orina

Esta prueba de embarazo o test de embarazo se puede hacer en casa o en laboratorio. Aquí también se mide la hormona del embarazo presente en el cuerpo y con base en ello, hay un resultado positivo o negativo.

La diferencia entre esta prueba y la de sangre es el tiempo de espera para hacerla, así como la existencia de un mayor margen de error. 

Para hacer este test de embarazo de manera adecuada, es importante escoger bien el día para realizarla, pues la hormona del embarazo se detecta en la orina quince días después de la concepción y no antes. Es decir, si realizamos la prueba antes de la fecha estimada, es probable que el test de un falso negativo.

Por esto, la mayoría de los médicos recomienda esperar hasta el primer día de retraso del período menstrual o dos semanas después de la concepción y que sea antes de tomar una prueba de embarazo en orina.

Es importante que leas las instrucciones de la prueba de embarazo en caso de hacerte el test casero, ya que algunas marcas son más sensibles que otras y requieren de tiempos de espera diferentes. 

Estas prueba de embarazo de orina se consiguen en farmacias y supermercados, y oscilan entre 50 y 150 pesos.

Si tienes un resultado positivo en tu prueba de embarazo, tal vez te interese saber cuántas semanas de embarazo tienes, así podrás prepararte a tiempo para llevar un buen embarazo, e importante que visites a tu doctor.

También es recomendable empezar a tomar algún multivitamínico como los de Maternal Nutrition ® , esto siempre recomendado de tu doctor.

BANNER MATERPLUS

 

Aprende todo sobre el embarazo y regístrate para recibir información que te orientará. Es muy fácil y tendrás acceso a muchos beneficios.