Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
Pilates es un ejercicio recomendado en el embarazo

Ejercicios para embarazadas

(0 comentarios)

Cuáles son los ejercicios recomendados durante el embarazo?

Miércoles, Julio 24, 2019 - 12:51

Aprende qué ejercicios pueden beneficiar a tu cuerpo durante esta etapa.

Sabemos que tu cuerpo está cambiando y en algunas ocasiones quizás sientes dolor e incomodidad, pero en este artículo encontrarás información sobre ejercicios que te ayudarán durante toda la etapa del embarazo.

 

El yoga tiene múltiples beneficios para el embarazo

¿Por qué es tan importante la actividad durante el embarazo?

El ejercicio durante el embarazo tiene múltiples beneficios sobre el bienestar físico, mental y emocional de la futura madre. Algunos de estos son:

  • Alivio de malestares y mayor descanso

El ejercicio ayuda a aliviar los dolores de espalda, mejorar la postura y fortalecer los músculos de la espalda baja, glúteos y muslos, que durante el embarazo sufren de molestias ocasionadas por el peso adicional. Teniendo una práctica constante, se puede prevenir el deterioro de las articulaciones que tienden a ser más vulnerables por los cambios hormonales de la etapa.

Además, el ejercicio contribuye a uno de los mayores beneficios para las mujeres embarazadas, ¡dormir más y mejor! Después de ejercitarse, el cuerpo está más relajado y libera el estrés y el agotamiento propio del embarazo.

  • Ayuda a preparar al cuerpo para el parto.

El ejercicio ayudará a fortalecer los músculos, incluyendo el del corazón para el momento del parto. Además, mejorará el control de la respiración, que, durante el alumbramiento, ayuda a incrementar la resistencia al dolor.

Algunos expertos comentan que incluso puede disminuir el riesgo de futuras complicaciones como la preeclampsia (presión alta durante el embarazo).

La natación tiene beneficios durante el embarazo

¿Qué tipo de ejercicios se pueden hacer?

Cuando una mujer está viviendo un embarazo sano, generalmente, no hay limitaciones del tipo de ejercicio que pueda hacer, siempre y cuando, no se ponga en riesgo la salud de la madre o del bebé.

  • Para las mujeres sanas, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos recomienda al menos 150 minutos (2 horas y media) de actividad aeróbica de intensidad moderada por semana.
  • Comienza poco a poco. Si no ha estado activa, 5 minutos de ejercicio por día es una buena forma de comenzar. Agrega 5 minutos cada semana hasta llegar a los 30 minutos.
  • Si hiciste ejercicio con regularidad antes de quedar embarazada, continúa con tu programa, con algunas modificaciones según tus necesidades, por ejemplo, puedes modificar los tiempos e intensidades.

Actividades que te recomiendan:

  1. Caminata y natación son ejercicios cardiovasculares de ritmo tranquilo
  2. Ejercicios de estiramiento como yoga o Pilates ayudan a la relajación y fortalecimiento muscular.

Una buena idea es intentar una combinación de ejercicios cardiovasculares, de fuerza y flexibilidad.

Si se presentan algunos de estos síntomas lo mejor será consultar al médico y parar con el entrenamiento:

  • Mareo o vómito
  • Palpitaciones
  • Falta de aire
  • Cansancio
  • Dolor en la espalda o pelvis

Mujeres con estos problemas tendrán que limitar el ejercicio:

  • Hipertensión
  • Contracciones tempranas
  • Hemorragia vaginal
  • Ruptura prematura de las membranas (“ruptura de la bolsa”)

¿Qué ejercicios se deben de evitar?

A menos que el profesional de la salud indique lo contrario, es aconsejable evitar ejercicios que impliquen lo siguiente:

  • Ejercicios que requieran acostarse boca arriba después del tercer trimestre
  • Ejercicios de alto impacto
  • Ejercicios que impliquen rebotes y saltos
  • Ejercicios en los que se pueda poner en peligro la zona abdominal

Es importante platicar con un profesional de la salud para que evalúe el caso particular de la madre y de una recomendación sobre qué ejercicios son convenientes para ella.

Ejercicios de Kegel

Estos son una serie de ejercicios que pueden ayudar a reducir la incontinencia urinaria, son especialmente útiles para mujeres embarazadas, ya que el bebé causa incontinencia al apoyarse sobre la vejiga.

Estos ejercicios consisten en contraer por unos segundos y después soltar “los músculos del piso pélvico” (los músculos que ayudan a controlar la vejiga), como simulando que se quiere dejar de orinar.

Los ejercicios de Kegel ayudan a fortalecer estos músculos y, por ser tan sencillos pueden hacerse en cualquier momento, estando sentada o acostada. Se recomienda hacerlos por unos minutos, tres veces al día.

 

¿Te gustó este artículo?

Regístrate en nuestra comunidad y recibe más información sobre embarazo, lactancia y maternidad. ¡Únete!

Leer más

Únete a Baby and Me

Con un sólo clic podrás disfrutar increíbles beneficios, ¡conócelos!

¡Regístrate!

Contenido Relacionado
Comentarios sobre el artículo

Comentarios sobre el artículo

0 comentarios

Buscar

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!