Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X

Haz que cada bocado cuente para tu bebé

Con cada alimento, tu bebé recibe los nutrimentos que necesita para crecer

Pequeños estomaguitos

¡Comenzar a darle a tu bebé alimentos sólidos es todo un hito! Debido a que su estomaguito es tan pequeño, y que la leche materna es su principal fuente de nutrición, a los 6 meses de edad solo estará ingiriendo probaditas de comida. Incluso estas probaditas iniciales son importantes para su crecimiento y desarrollo saludables, ya que tiene grandes necesidades de nutrición, pero solo un pequeño estómago que puede llenarse rápidamente.

Los bebés tienen necesidades nutricionales distintas a las de los niños mayores y los adultos.

Tomando en cuenta el peso de tu bebé, comparado con el de un niño o un adulto, tiene una necesidad mucho mayor de consumir varios nutrimentos, especialmente minerales y vitaminas. Alrededor de los seis meses de edad, cuando las reservas de hierro con las que nació tu bebé comiencen a bajar, requerirá de una fuente de hierro además de la leche materna. Generalmente se recomiendan los cereales infantiles fortificados o las carnes como los primeros alimentos del bebé, ya que son muy buenas fuentes de hierro. 

Leche materna + alimentos sólidos

Al mismo tiempo que tu bebé va conociendo nuevos sabores y texturas, la leche materna sigue siendo la principal fuente de sus necesidades energéticas. A los 6-8 meses de edad, la leche materna continúa suministrando la mayor parte de sus necesidades calóricas (alrededor de dos tercios). Cuando tenga entre 9 y 12 meses, y esté consumiendo más alimentos sólidos, la leche materna suministrará alrededor de la mitad de sus necesidades energéticas.

Tu bebé tomará toda la leche materna que necesite, y entre los 6 y los 12 meses verás que conforme su apetito por los alimentos sólidos aumenta, consumirá menos leche materna. Ofrécele alimentos que tengan un alto contenido de los nutrimentos que su cuerpo en desarrollo necesita, especialmente alimentos que concentren nutrición como cereal infantil fortificado con hierro y carnes, así como frutas y verduras que aporten otros minerales y vitaminas. No olvides respetar sus señales de hambre y saciedad, y no lo presiones para que coma cuando te indique que ya no tiene hambre. Pronto vendrá otra comida, y quizá tu bebé tenga más hambre en esa ocasión.

La proteína es importante para el crecimiento, la salud y muchas otras cosas.

Para cuando cumpla seis meses de edad, lo más probable es que el peso de tu bebé sea el doble de su peso al nacer y cuando llegue su primer cumpleaños lo habrá triplicado y habrá aumentado su estatura en un cincuenta por ciento. Durante este primer año tendrá el crecimiento más rápido de su vida. Uno de los nutrimentos claves para tu bebé es la proteína. La proteína, esencial para un crecimiento y desarrollo del cerebro saludables, es quizá uno de los nutrimentos más importantes que consume tu bebé.

La proteína también juega un papel importante tanto en un sistema digestivo saludable, como en un sistema inmunitario saludable. No es necesario que te preocupes por el consumo de proteína de tu bebé: la leche materna ofrece justo la mezcla adecuada de proteína de alta calidad en las cantidades necesarias para tu bebé en desarrollo. Además, los nuevos descubrimientos científicos muestran que las concentraciones de proteína que se encuentran en la leche materna también podrían ayudar a tu bebé a lograr un peso saludable.

Los alimentos sólidos son necesarios

La introducción de alimentos sólidos no tiene como objetivo reemplazar la leche materna, sino servir como complemento de la nutrición que ofrece la leche materna; por eso es que a los primeros alimentos generalmente se les denomina alimentos complementarios.

Alrededor de los 6 meses de edad, la introducción de alimentos sólidos ricos en nutrimentos es importante por las siguientes razones:

  • Ofrece parte de los nutrimentos que tu bebé necesita, además de los que le aporta la leche materna.
  • Le enseña a tu bebé a comer con cuchara.
  • Le presenta a tu bebé nuevos sabores y texturas para ayudarlo a aceptar estos nuevos alimentos nutritivos.
  • Retrasar la introducción de alimentos sólidos podría aumentar el riesgo de padecer alergias alimentarias o eczema; pregúntale a tu profesional de la salud cuándo puedes darle a tu bebé una probada inicial de alimentos complementarios alergénicos.

 

Haz que cada bocado cuente

Al seleccionar alimentos para tu bebé, recuerda que su estómago es pequeño. Tiene poco espacio para alimentos que no ofrecen los nutrientes necesarios. Si le ofreces alimentos o bebidas endulzados, su estomaguito podría llenarse con estos alimentos y ya no tendrá espacio para los alimentos ricos en nutrimentos que necesita.

Conforme se va familiarizando con una variedad de sabores y texturas, y conforme se acerca al año de edad, comenzará a consumir más alimentos sólidos. Su consumo diario debe incluir frutas, verduras, carnes y cereales, además de leche materna. 

Do you find this article helpful?
  • Podría ser mejor
  • Bien
  • Me gustó
  • Realmente bueno
  • Me encantó

Únete a Baby and Me

Con un sólo clic podrás disfrutar increíbles beneficios, ¡conócelos!

Buscar

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!