Feed icon
Articulo

¡Mi bebé de 12 meses no quiere comer! ¿Qué puedo hacer?

Encuentra aquí algunos consejos que te pueden ayudar a que tu pequeño coma mejor

2minutos
lectura Jan 22, 2016

¿Tu bebé de 1 año no quiere comer? ¿Se tarda mucho con la comida y se niega rotundamente a comer ciertos alimentos? Tranquila, en esta edad los niños empiezan a adaptarse a un nuevo mundo de independencia y autonomía, por lo que es normal que puedas batallar un poco con él a la hora de la comida.

En principio, debemos recordar que a partir de los 12 meses, los niños comienzan a comer menos porque empiezan a crecer mucho más lento que antes, por lo que no necesitan tanta comida. Por otro lado, quieren hacer las cosas por sí mismos, comer solos y sentirse autosuficientes.

Esta nueva actitud puede provocar:

  • Un mayor desastre a la hora de la comida.
  • Lentitud para comer, porque están aprendiendo a tomar la comida con sus manos y/o usar los cubiertos.
  • Mayor oportunidad para negarse a comer ciertos alimentos.

Si quieres que la hora de la comida deje de ser un problema y tú hijo empiece a comer disfrutando como antes, checa estos consejos que tenemos para ti:

  • No le des colaciones poco tiempo antes de las comidas fuertes, recuerda que su estómago es pequeño y puede llegar a la hora de la comida sintiéndose satisfecho.
  • Sírvele pequeñas cantidades de alimento, de 1 a 2 cucharadas de cada uno. Si quiere más te lo va a pedir, pero ver mucha comida en el plato puede causarle ansiedad y hacer que la haga a un lado o la tire.
  • Si quieres que coma alimentos saludables permítele escoger entre calabaza y brócoli, pollo o pescado, arroz o pasta. ¡A los niños les encanta tener opciones!
  • Coman en familia, sin presiones ni discusiones de ningún tipo. Un ambiente amoroso y tranquilo es ideal para que se sienta tranquilo y coma sin problemas.
  • No coman viendo la televisión o teniendo juegos cerca, mejor platiquen entre todos e involúcrenlo en la conversación.
  • Si quieres que tu pequeño coma verduras, es importante que te vea a ti comerlas. Intégralas en sus alimentos favoritos y permite que las prueba, tal vez al inicio no le agraden, pero si continúas ofreciéndolas terminará por comerlas algún día. No te preocupes, lo hará.

Cuéntanos, ¿cuál es tu método para que tu hijo coma de todo?