Feed icon
Articulo

Mi bebé tiene tránsito intestinal alterado, ¿cómo actuar?

Aprende a reconocer cuando tu bebé esta estreñido y a aliviar los síntomas.

6minutos
lectura Jan 22, 2016

¿Está estreñido mi bebé? La pregunta puede parecer extraña, porque todos sabemos que “estreñido” significa que las heces se vuelven menos frecuentes e incluso desaparecen. Ahora bien, materias fecales duras o difíciles de defecar constituyen también signos de disfunción del tránsito intestinal.

Hasta los 18 meses, se considera que un pequeño está estreñido cuando no hace por lo menos una vez al día (amamantado) o tres por semana (leche de fórmula).

En la gran mayoría de los casos, este trastorno se califica como algo “funcional”, dicho de otra manera no es una enfermedad. Por lo general no es grave y más bien frecuente entre los pequeños de 0 a 36 meses. Este estreñimiento se puede mejorar sin problema en unos cuantos días o semanas.

Las causas posibles del estreñimiento

  • Si estás amamantando a tu bebé y modificaste tu alimentación, por ejemplo aumentando la ración de harinas refinadas como pan blanco; procura el consumo de cereales integrales y otros panes integrales, ricos en fibra ya que contribuyen al buen tránsito.
  • Tu bebé tuvo diarrea, no es extraño que después esté estreñido.
  • Volviste al trabajo y a tu bebé lo cuida una niñera o está en una guardería. En la mañana, es una verdadera carrera contra el reloj. Además del cambio del ritmo de vida y de las referencias habituales, tu bebé come menos, por ello el tránsito intestinal puede alterarse.
  • Empezó la diversificación de los alimentos de tu bebé, ¡así como los problemas de estreñimiento! Esto no es sistemático pero sí es normal. Cuando se introducen alimentos sólidos, el sistema digestivo debe trabajar más y algunos pequeños pueden tener fallas al comienzo.
  • Tu pequeño ha crecido y deseas – o a tu alrededor todos te recomiendan – iniciar el aprendizaje de enseñarlo a ir al baño solito. Esta fase es esencial, pero deberás tener en cuenta que si se impone demasiado pronto, puede causar un bloqueo. Si esto sucede, aplaza unas cuantas semanas esta nueva etapa. El objetivo es que ya no use pañal durante el día para cuando entre a maternal.

Las soluciones contra el estreñimiento

  • Cuando estás dando el pecho a tu bebé, come equilibrado e insiste en comer frutas, legumbres y cereales integrales, excelente fuente de fibra. Hidrátate bien y consume por lo menos 1.5 litros de agua al día.
  • Cuando la alimentación sea con fórmula infantil es importante que consultes a tu profesional de la salud para que te dé la mejor recomendación.

¿Cuándo es importante ver al profesional de la salud?

  • Si tu hijo tiene menos de dos defecaciones por semana.
  • Si baja de peso.
  • Si le duele cuando defeca.

No te preocupes más de lo necesario, existen tratamientos sencillos y eficaces que le permitirán recobrar pronto el tránsito intestinal sin dificultad. Antes de cualquier medicación, la alimentación es la principal solución para lucha contra el estreñimiento.