Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
La alimentación adecuada previene la desnutrición

Desnutrición infantil ¿Cómo saber si mi bebé come bien?

Descubre qué es la desnutrición infantil y cómo identificarla.

Martes, Mayo 28, 2019 - 13:26

Conoce los síntomas y señales de alerta de la desnutrición infantil.

 

¿Te has preguntado si tu hijo tiene cierto grado de desnutrición o está comiendo lo suficiente? 

                       No te preocupes, aquí estamos para ayudarte y resolver estas dudas. 

Como mamás, sabemos que la alimentación es clave en el desarrollo de nuestros peques, es por eso que a veces nos preocupamos y preguntamos si realmente está comiendo bien y está ingiriendo todos los nutrientes recomendados. 

¡Hoy aprenderemos juntas sobre las principales señales de la desnutrición infantil y cómo prevenirla!

Primero aprendamos qué es la desnutrición infantil.

Cuando un niño no recibe los nutrientes suficientes para su desarrollo óptimo, decimos que presenta una desnutrición. Si esta falta de nutrientes se prolonga y no recibe la debida atención, se pueden tener graves consecuencias en el desarrollo físico y cognitivo, especialmente cuando se trata de los pequeños. 

La UNICEF, informa que en México la desnutrición crónica en la población infantil es de 7% en zonas urbanas, esta cifra podría duplicarse en las zonas rurales. Sin embargo, estas cifras se dan especialmente en zonas marginadas en donde tienen bajo acceso a alimentos sanos y bajo contacto con profesionales que los guíen en la alimentación de sus hijos. 

Como verás, difícilmente un niño puede tener desnutrición, sin embargo, es importante que conozcas los distintos tipos para evitarlas. 

Tipos de desnutrición:

1.    Desnutrición crónica
La principal señal es cuando un niño presenta retraso en su crecimiento, es decir, su altura no corresponderá con la de los niños de su edad. Este tipo de desnutrición es por una falta de nutrientes en un tiempo prolongado, por eso es llamada ¨crónica¨.

2.    Desnutrición aguda moderada
Cuando el peso de un pequeño es menor de lo que debería de acuerdo a su estatura y edad, entonces presenta una desnutrición aguda moderada. 

3.    Desnutrición aguda grave
En estos casos se necesita atención médica inmediata debido a que el pequeño presentará aproximadamente un 30% menos del peso ideal para su edad. Podemos reconocer estos casos en los pequeños porque sus funciones corporales están alteradas y presentan un aspecto esquelético. Normalmente una desnutrición aguda grave se da tras una enfermedad infecciosa grave o una pobreza extrema en donde no se tiene casi alimento alguno.

4.    Carencia de vitaminas y minerales
En estos casos, los síntomas pueden pasar desapercibidos ya que varían de acuerdo con el mineral o vitamina faltante. Es decir, se puede tener una talla y peso adecuado pero una deficiencia de alguna vitamina. Por ejemplo, la falta de vitamina A, podría hacer al pequeño más propenso a las infecciones, mientras que la falta de Hierro dificultaría su capacidad de aprendizaje y/o causaría anemia. 

¿Cómo sé que mi hijo no tiene alguna desnutrición? ¿Cómo sé que come bien? 

Tranquila, muchos bebés especialmente a partir del año, pueden llegar a ser niños melindrosos, pues es el momento de tener experiencias más sociales y con su ambiente externo (ya no sólo con la comida), se desacelera su crecimiento y es muy fácil que se distraigan con cualquier cosa.
 
Lo más importante es tener una medición periódica del peso y talla del pequeño, pues mientras estén dentro de los parámetros adecuados, se podrá decir que está comiendo bien y es un niño nutricionalmente sano.

Lo mejor siempre es acudir con un profesional de la salud para hacer una valoración del estado de salud de los pequeños y saber cómo podemos apoyarlos.

¿Cómo prevenir la desnutrición en los pequeños?

•    Leche materna: La Organización Mundial de la Salud (OMS), aconseja que durante los primeros seis meses de vida la alimentación exclusiva de un bebé sea la Leche Materna, pues es el alimento que le ofrece nutrientes importantes para su desarrollo, así como anticuerpos, que defenderán a su organismo de cualquier enfermedad. Por esto, es recomendado tratar de extender lo más posible la lactancia.
•    Evitar sustitutos inadecuados como la leche de vaca: existen sustitutos inadecuados en los primeros meses de vida como las leches de vaca para adulto, leches vegetales para adulto, tés, consomés, agua etc., que no se pueden dar en los primeros 6 meses de vida, pues pueden tener consecuencias graves en la salud del pequeño, especialmente la desnutrición.
•    Existen ocasiones cuando la mamá no puede amamantar, en estos casos se debe de acudir con el doctor para que recomiende la mejor forma de alimentación con algún sustituto adecuado como la fórmula infantil, pero se deben de evitar a toda costa los sustitutos inadecuados que acabamos de mencionar. 
•    Iniciar introducción de sólidos a los 6 meses de edad, pues si se posterga demasiado, el bebé puede tener desnutrición o deficiencias de nutrientes pues la Leche Materna ya no es suficiente en varias vitaminas o minerales como el hierro.
•    En caso de enfermedad que ocasione la dificultad para que el bebé consuma alimentos o interfiera con la absorción de los nutrientes, se debe de tener una atención especial con el profesional de la salud para darle una dieta apta para el niño y estar monitoreando su estado de nutrición periódicamente. 
•    Consumir alimentos y bebidas especiales para bebés: los alimentos para bebés están creados especialmente para satisfacer sus requerimientos, mientras que los alimentos para adultos no pueden cubrir esas necesidades. Por lo que no se recomienda dar un jugo de adulto (que solamente tiene azúcar) versus una bebida especial para niños (que está fortificada con más nutrientes para su etapa). 
•    Dar variedad en la dieta del pequeño a partir de los 6 meses, pues así nos podemos asegurar que está consumiendo diversidad de nutrientes.

bebé gateando

A partir de los 6 meses se puede consultar sobre qué tipo de alimentos puede comenzar a comer el bebé para iniciar su alimentación complementaria. En esta etapa es recomendable extender lo más posible la Lactancia Materna y complementar su alimentación con alimentos enriquecidos con las cantidades de nutrientes de acuerdo con su edad. Así es más fácil asegurarse que no le faltarán nutrientes.

¿Resolvimos tus dudas? 
¡Recibe más información como ésta y sé parte de nuestra comunidad!
 

Leer más

Únete a Baby and Me

Con un sólo clic podrás disfrutar increíbles beneficios, ¡conócelos!

¡Regístrate!

Contenido Relacionado

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!