Feed icon
Articulo

Cómo nutrir las emociones en nuestros niños

Su inteligencia emocional es muy importante para su correcto desarrollo. 

3minutos
lectura Aug 28, 2019

¿Qué es la inteligencia emocional en los niños? 

La inteligencia emocional es la capacidad que todos tenemos para reconocer, entender y manejar nuestras emociones y las de las personas a nuestro alrededor. 

Cuando hemos desarrollado nuestra inteligencia emocional es más fácil tener relaciones interpersonales sanas, manejar el estrés y resolver los problemas a los que nos enfrentamos todos los días.

Es muy importante trabajar la inteligencia emocional en los niños desde una edad temprana, para que así les sea más fácil ir entendiendo los procesos y cambios a los que se va a enfrentar. Aquí encontrarás algunos consejos para ayudarte a nutrir las emociones en los niños

¿Porqué es importante la inteligencia emocional para los pequeños? 

La infancia es la mejor etapa para conocer las emociones y aprender a manejarlas, ya que el cerebro de los pequeños está en formación y aprenden con mayor facilidad. La estimulación temprana puede ser de gran ayuda. 

La inteligencia emocional en los pequeños les ayudará a adaptarse mejor a la escuela, tener mejores relaciones con compañeros, maestros y familiares, conquistar metas y a superar con más facilidad los momentos de miedo, tristeza y frustración, pero sobre todo les ayudará a ser más seguros. 

Consejos para ayudar a nutrir la inteligencia emocional de tus pequeños

A partir del año podemos empezar a trabajar la inteligencia emocional en nuestros pequeños para enseñarles a gestionar sus sentimientos y desarrollar su seguridad.

· Autoconciencia: Los niños deben conocerse a sí mismos, a nosotros nos toca ayudarles a reconocer sus virtudes y defectos, para que conozcan sus límites, adquieran confianza y en especial a que sean autocríticos, para así puedan tomar mejores decisiones y no guiarse solo por las emociones.

· Autorregulación: No podemos evitar que a veces los pequeños sientan enojo, tristeza o frustración, pero sí podemos ayudarles a identificar y regular estos estados de nerviosismo e impulsividad. Podemos enseñarles a respirar profundamente cuando se sientan así o lo importante que es pensar antes de actuar, hay que explicarles que actuar de una forma u otra tiene consecuencias.

· Motivación: Todos necesitamos de motivación en la vida para alcanzar nuestras metas, claro que los niños también, una felicitación o reconocer que lo hicieron bien puede ayudarlos a adquirir tenacidad, perseverancia, tolerancia a la frustración y seguridad, valores que le ayudaran a ser más productivos cuando vayan a la escuela. 

·Empatía: Desarrollar la empatía es fundamental para que nuestros pequeños entiendan lo que sienten otras personas con las que conviven, como sus familiares o amiguitos. Hay que enseñarlos a ponerse en el lugar del otro y que imaginen lo que siente en cierta circunstancia. Esto les ayudará a tener mejores relaciones sociales.

· Habilidades sociales: Son un conjunto de conductas que nos permiten relacionarnos con los demás. Puedes ayudar a pequeño a desarrollarlas enseñándole a mostrar sus emociones, a fomentar interacciones sociales, reconociendo sus logros, a que realice actividades en grupo y promoviendo su autonomía e independencia. 

Esperamos que esta guía te sea de utilidad. Regístrate y se parte de nuestra comunidad para recibir más consejos como estos.