Feed icon
Articulo

Las enfermedades gastrointestinales más comunes en niños

Te presentamos algunos consejos para evitar y aliviar los malestares

2minutos lectura Ene 27, 2016

¿Sabías que los niños menores de 5 años tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades estomacales?

La mayoría ocurren por consumir alimentos en mal estado, agua contaminada o por intoxicación, y son causadas por bacterias, parásitos, virus o toxinas que atacan su pequeño estómago e intestinos, provocando síntomas como diarrea, que de no ser tratada a tiempo puede terminar en deshidratación.

 

¿Cómo saber si es diarrea?

 

Para considerarla como tal, debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Más de 3 evacuaciones en 24 horas, o más de lo que se considera normal en el niño.
  • De consistencia blanda, semilíquida o completamente líquida.
  • Puede estar acompañada de dolor abdominal o cólico, movimiento intestinal fuerte, náusea, vómito, fiebre, poco apetito, malestar y/o debilidad.

 

¿Qué hacer?

 

Si tu pequeño tiene diarrea y dolor de estómago, las recomendaciones son:

  • Rehidratarlo con agua natural.
  • Si los tolera bien, ofrecerle alimentos sin grasas ni irritantes.
  • Evitar los lácteos.
  • Tomarle la temperatura frecuentemente para estar pendiente de una fiebre.

 

¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación?

 

Si la diarrea persiste, el niño puede empezar a deshidratarse, su cuerpo no tendrá el agua suficiente para cubrir las necesidades básicas y debes llevarlo al médico lo antes posible. Un niño deshidratado puede presentar los siguientes síntomas:

  • Llanto débil y sin lágrimas.
  • Ojos hundidos.
  • Sed extrema.
  • Piel y boca seca.
  • Debilidad.
  • Disminución o desaparición de la orina.
  • Vómito.

En estos casos, la prevención es vital para toda la familia, por lo que todos los miembros deben:

  • Lavarse las manos antes de comer, preparar alimentos e ir al baño; y después de regresar de la calle, ir al baño o cambiar un pañal.
  • Limpiar frecuentemente los juguetes de los niños con toallitas desinfectantes.
  • Beber agua purificada.
  • Lavar y desinfectar frutas y verduras.
  • Evitar consumir alimentos en puestos de la calle.

Recuerda que la salud de tus hijos y de tu familia es lo más importante, las enfermedades gastrointestinales se pueden evitar.

Cuéntanos, ¿qué haces en casa para educar a tu hijo a tener una buena higiene?