Feed icon
Articulo

Alimentación saludable para bebés de 6 meses

Ideas para sus primeras comiditas

5minutos
lectura Mar 29, 2021

Si tu bebé ya casi tiene seis meses, es momento de uno de los más importantes hitos de su desarrollo y crecimiento ¡Ahora tu bebé ya puede comer alimentos sólidos! Junto con la Leche Materna, lo que los expertos llaman la Alimentación Complementaria (o antes llamado ablactación).

Descubre todo lo que debes saber sobre cómo crear una alimentación saludable para bebés de 6 meses, la alimentación complementaria y algunas ideas para ayudarte a que la comida de tu bebé en esta etapa sea la más nutritiva.

Guía de alimentación complementaria 

Seguro tienes muchas dudas acerca de los tipos de alimentos que puede comer, su preparación, las cantidades o las texturas.

Para ayudarte te dejamos un esquema de alimentación complementaria para que puedas ver los alimentos ideales a introducir, la edad adecuada y su consistencia.

 

Cuadro de Alimentación Complementaria

Edad

Alimentos

Frecuencia

Consistencia

6 a 7 meses

Carne (ternera, pollo, pavo, res, cerdo, hígado), verduras y frutas.

 

Cereales (arroz, maíz, trigo, avena, centeno, amaranto, cebada, tortilla, pan, galletas, pastas, cereales infantiles precocidos adicionados)

2 a 3 veces al día

Purés, papillas

7 a 8 meses

Leguminosas (frijol, haba, garbanzo, lenteja, alubia)

3 veces al día

Purés, picados finos, alimentos machacados

8 a 12 meses

Derivados de leche (queso, yogurt y otros)

 

Huevo y pescado

3-4 veces al día

Picados finos, trocitos

Más de 12 meses

Frutas cítricas y otros lácteos como la leche infantil de crecimiento

 

El niño o niña se incorpora a la dieta familiar

4-5 veces al día

Trocitos más grandes.

 

¿Cada cuánto introducir nuevos alimentos?

Al empezar con un nuevo alimento, debes de darle solo este alimento durante 1 a 3 días para evaluar su tolerancia al mismo. Si el bebé lo tolera bien, puedes darle otro alimento nuevo (adicional al pasado en el que probaste su buena tolerancia) y así sucesivamente.

Tu bebé está conociendo nuevas sensaciones, y es posible que en un principio un sabor no le agrade, por eso debe probarlo mínimo 9 veces hasta acostumbrarse o definir que no le gusta, entonces podrás intentar con un nuevo sabor.

Consejo: Inicia con sabores salados como los de las verduras, ya que estos sabores son más difíciles de aceptar que los dulces.

Estimulación a la hora de comer

La hora de la comida para él también es la hora de tener experiencia con el alimento, va a querer tocar, sentir y aventar todo lo que le pongas enfrente, desde la cucharita hasta la papilla ¿y sabes qué? No está mal, es su forma de conocer el mundo, por eso recientemente se ha popularizado una forma de alimentación llamada Baby-led Weaning.

Esta práctica consiste en poner al alcance del bebé alimentos variados adecuados a su nivel nutricional para que él pueda elegir qué y cuánto comer. (Es importante que un adulto siempre esté con el bebé para evitar que se meta pedazos muy grandes a su boca y prevenir asfixia).

Consejo: Ten listos varios baberos y toallitas húmedas, son súper prácticas para estos casos, y no te enojes, mejor diviértete con tu pequeño y disfrútenlo juntos.

Los valores también se aprenden en la comida

Los buenos hábitos se definen desde pequeños y duran toda la vida, la hora de la comida es un momento ideal para establecerlos, por ejemplo, concentrarse en la comida y dedicarle atención a esta actividad, para jugar existen otros espacios y momentos.

Por su importancia en el desarrollo, la comida no es algo con lo que pueda o deba negociarse, evita condicionarla a premios o castigos, más bien debes establecer estos momentos como una rutina, así será más fácil.

Variedad, color y cantidades

Variedad:

La variedad de los alimentos no solo hace las comidas más atractivas, también ayudan a que la nutrición sea más completa, cada grupo y color de los alimentos tiene distintas vitaminas y minerales, lo que evitará la deficiencia de algún nutriente para su óptimo desarrollo.

Grupos de alimentos:

Los grupos de alimentos son tres, intenta incluir alimentos de cada grupo en su dieta diaria:

Cereales

  • Tortilla, pan, pasta, papa, arroz, etc.
  • Prefiere los integrales
  • Prefiere los cereales especiales para bebés como los fortificados

Verduras y frutas

  • Zanahoria, calabaza, manzana, pera, etc.
  • Prefiérelas sin freír, sin sal o azúcar añadida
  • Prefiere las naturales o las papillas especiales para bebés

Alimentos de origen animal y leguminosas

  • Carnes (pollo, pescado, carnes magras) y huevo
  • Lácteos y derivados como leche infantil de crecimiento, yogurt, queso
  • Aceites, grasas y semillas “saludables” como del pescado, aguacate, semillas

Colores:

Mientras más colores mejor, los pequeños prefieren los platos que reúnen hasta seis colores diferentes.

Cantidades:

No se recomienda que los platos para los niños estén demasiado llenos, ellos prefieren pequeñas cantidades, además de que su estómago todavía es pequeño y se llena con facilidad. Por eso es mejor menos pero más frecuente.

Es importante que tu pequeño defina la cantidad de comida para no alterar sus mecanismos de hambre y saciedad y tú defines la calidad de sus alimentos.

La presentación es la clave

Aquí entra en juego tu imaginación, como es de esperarse, los niños prefieren platos con figuras atractivas, caritas sonrientes, animales, etc., la presentación ayuda a que los niños acepten mejor los alimentos y así, la hora de la comida es más disfrutable para todos.

Esperamos que estos sencillos consejos te ayuden, y si quieres recibir más información como esta, no dejes de registrarte en nuestra comunidad.