MyFeed Personalized Content
Article
Add this post to favorites

5 nutrientes que tu hijo necesita a partir de 1 año

Tal vez notes que tu pequeño de un año tiene algunos altibajos a la hora de comer, es decir, algunas veces amará la comida que le das y en otra ocasiones girará la cabeza hacia otro lado o rechazará el plato para no comer lo que le estás dando, por eso es importante que aprendamos a cubrir los nutrientes que necesitan a esa edad para que no te preocupes de que pueda llegar a tener deficiencias nutrimentales y así pueda crecer con defensas fuertes y con energía.

5minutos lectura Jun 30, 2022

Estos nutrientes para niños de un año son básicos porque les ayudan a tener un buen desarrollo, a fortalecer sus defensas y a obtener la energía que requieren para crecer física, mental y emocionalmente, pero,

¿Cuáles son?

1. Vitaminas A y D

La vitamina A favorece una vista saludable y fortalece el sistema inmune. Además, ayuda a que funcione adecuadamente el corazón, los pulmones, los riñones y otros órganos.

 

¿En dónde encontrarlos? Se encuentra en las carnes rojas, pollo, pescado (salmón), hortalizas de hojas verdes, verduras de color verde, anaranjado y amarillo, brócoli, zanahorias y calabacines, así como en frutas (melón, mango) y en lácteos.

 

La vitamina D favorece el desarrollo de huesos fuertes, ya que ayuda a absorber el calcio y previene el raquitismo, el cual debilita los huesos y afecta el crecimiento de los niños.

Se puede obtener del sol, por ejemplo entre los meses de abril y octubre, se pueden exponer al sol las manos y la cara, obviamente con la debida protección solar, entre 15 y 30 minutos, para que la piel produzca la vitamina D necesaria.

También se obtiene de alimentos como el pescado (atún o salmón), huevo y en alimentos fortificados como Nidal® Infantil, un alimento ​​a base de leche que incluye 24 vitaminas y minerales que fortalecen las defensas, les dan energía a los niños mayores de un año y ayudan a su crecimiento.

 

2. Hierro

Ayuda a que los glóbulos rojos transporten adecuadamente el oxígeno a través del cuerpo, además, mejora el aprendizaje de los niños, debido a que el hierro participa en procesos fisiológicos que tienen lugar en el cerebro.

Cuando los niños consumen la cantidad de hierro que su cuerpo necesita, se previene la deficiencia de hierro o el desarrollo de anemia.

¿En dónde encontrarlos? Se encuentra en las carnes rojas, pavo, pollo, pescado, hígado, hojas verdes y huevo.

Además, para satisfacer las necesidades de hierro en los niños mayores de un año, existen productos fortificados que contienen suficiente hierro para cubrirlas como es el caso de cereales infantiles Gerber ®

 

3. Zinc

Es básico en el desarrollo y crecimiento de los niños porque ayuda a la cicatrización de las heridas, a tener un mejor desarrollo del olfato y del gusto, pero lo más importante es que ayuda a fortalecer su sistema inmune.

¿En dónde encontrarlos?  Este mineral se encuentra en carnes de ternera o cerdo, pescado, lácteos, mariscos y legumbres como los frijoles.

 

4. Calcio

Ayuda a que los niños tengan un crecimiento normal del esqueleto, que tengan una masa ósea adecuada y a la mineralización de huesos y dientes. También permite que los nervios y músculos del cuerpo funcionen correctamente, es decir, mejora la contracción y relajamiento de músculos para que el cuerpo se mueva. 

Se encuentra en leche, yogur, quesos, tofu, soya, brócoli, col rizada, acelgas, col china y otros tipos de verdura de hoja verde, en las almendras y semillas de sésamo, alubias blancas, rojas y garbanzos, naranjas, higos, ciruelas pasas y sardinas.


5. Vitaminas del complejo B 

Las vitaminas B son: B1 (tiamina), B2 (rivoflavina), B3 (niacina), B5 (ácido pantoténico), B6 (piridoxina), B7 (biotina), B12 (cobalamina) y ácido fólico. Ayudan a que el cuerpo de tu hijo mayor de un año obtenga la energía que necesita su cuerpo tanto para desarrollarse como para funcionar. Son básicas para que podamos respirar, se realice la digestión, además de que participan en la producción de glóbulos rojos.

Se encuentran en los cereales integrales, pescados, mariscos, carne de aves, huevos, lácteos, verduras de hoja verde, alubias, chícharos, así como en alimentos fortificados como Nidal® Infantil.


 

¿En dónde podemos encontrarlos?

1.    Nidal® Infantil, leche especialmente creada para niños mayores de 1 año. Es un alimento a base de leche que incluye 24 vitaminas y minerales que pueden ayudar a fortalecer sus defensas, dar energía a los niños y ayudar a su crecimiento.
 
2.    Cereal infantil Gerber® , es un cereal infantil fortificado con vitaminas y minerales importantes como hierro, vitamina A y  zinc. Que puedes mezclarlo con leche materna o la leche que el doctor te recomiende , y le da el 50% del hierro que el niño necesita al día.

3.    Verduras de hoja verde,  son ricas en vitamina A, C y K, potasio, ácido fólico, hierro y calcio. Algunos ejemplos son las espinacas, rúcula, acelga, lechuga y col rizada. 

4.    Frutas como el melón, mango, naranjas, higos, ciruelas pasas que son ricas en vitamina A y D, así como las del complejo B. Además, algunas proporcionan calcio.

5.    Frijoles, lentejas y habas son legumbres que aportan hierro, proteína vegetal, fibra, vitaminas del complejo B, ácido fólico, calcio, potasio, fósforo y zinc.

6.    Tortillas de maíz brindan magnesio, fósforo, potasio, niacina, calcio, así como vitaminas A, C, D, E, y del complejo B.

 

 

Es importante cuidar la higiene y lavar muy bien los alimentos antes de dárselos a los niños, así como incluir en su alimentación cada uno de los grupos alimenticios para que de esta manera exploren sabores, colores y texturas. Sólo así obtendrán una alimentación variada y equilibrada. No olvides que como mamá y a tus posibilidades, tú puedes darle la alimentación que necesita para que tenga un óptimo desarrollo física, mental y emocional.

Tu profesional de la salud debe ser el que te de las recomendaciones nutricionales personalizadas para tu hijo para un buen desarrollo, esto es solamente una guía general.