Feed icon
Articulo

Tengo grietas, ¿puedo seguir amamantando a mi bebé?

Aprende a cuidarlas y/o prevenirlas.

2minutos
lectura Oct 5, 2018

La lactancia es un acto de amor en el que creas una conexión muy especial con tu pequeño, pues te das cuenta de que tu cuerpo no sólo fue capaz de “darle hogar” durante los meses de gestación, ¡también puede proveerlo con el mejor alimento, la Leche Materna

Sin embargo, existen diversos factores por los que las mujeres abandonan la lactancia durante los primeros meses; uno de estos motivos suele ser el dolor. Primero debes saber que la lactancia no debe doler, (puede ser que las primeras veces mientras te acostumbras, pero esto debe de parar posteriormente) y si esto está sucediendo, es probable que tu bebé tenga un mal agarre.

Llamamos “mal agarre” cuando el bebé sólo está succionando el pezón; para una postura adecuada, cerciórate de que:

  • Su pancita y la tuya estén alineadas.
  • Su boca esté lo suficientemente abierta como para cubrir la mayor parte de la areola.
  • Sus labios estén evertidos, es decir, volteados hacia afuera.
  • Su barbilla tiene que estar pegada a tu seno, dejando su nariz libre para respirar.

Al retirarle el pecho, muchas veces es posible ver la postura de la lengua, ésta debe ser envolviendo al pezón como formando un taquito.

Un mal agarre de tu bebé podría provocar una presión inadecuada y agrietar uno o ambos pezones, y aunque no interfieren con el proceso de lactancia, sí podría ser doloroso para ti. Para sanar estas fisuras: 

  • Aplicar tu propia leche sobre las fisuras y dejarla secar al aire.
  • Intenta no ofrecer ese pecho entre dos y cuatro días, puedes hacer extracciones con ayuda de un sacaleche cada tres o cuatro horas.

Si presentas estas molestias con frecuencia o intensidad, consúltalo con tu profesional de la salud o con una asesora de lactancia para que te ayuden a resolver el problema sin alterar la calidad de la leche o estar en riesgo de contaminarla. Recuerda que la Lactancia Materna no tiene que ser dolorosa

Con ayuda de una alimentación equilibrada, un multivitamínico prenatal y una adecuada hidratación, pueden ayudarte a tener una Lactancia Materna exitosa; recuerda que la Leche Materna es el mejor primer alimento para tu bebé durante los primeros seis meses de vida.

¿Te gustaría leer más sobre los cuidados nutricionales para ti y tu bebé? ¡Regístrate y disfruta de todo el contenido que tenemos! Es muy sencillo, sólo da clic aquí: