Feed icon
Articulo

Los 5 problemas más comunes durante la Lactancia Materna

¿Por qué ocurren y cómo puedo solucionarlos? 

2minutos
lectura Jan 22, 2016

La Leche Materna es por excelencia la mejor opción para alimentar a tu bebé, pero muchas veces surgen algunos problemas en la lactancia materna que pueden hacernos abandonar la lactancia, sin embargo estos tienen solución, y aquí te decimos cómo:
 

1. Dolor

Amamantar no debería de ser doloroso, y si lo es, debes verificar que la técnica y el agarre sea el adecuado; la boca de tu bebé debe estar completamente abierta y cubrir no solo el pezón, sino también gran parte de la areola.

2. Pezones agrietados por lactancia

Son provocadas por una presión inadecuada de la boca del bebé al momento de ser amamantado, y puede solucionarse al corregir la postura y técnica. Si las grietas se abren y provocan un dolor intenso, te recomendamos colocar un poco de leche materna en el pezón y dejarlo al aire libre para que se mantenga fresco, deja de amamantar en ese seno por 2 o hasta 4 días y extrae la leche manualmente cada 3 o 4 horas.

3. Obstrucción

Algunas veces, los conductos por los cuales pasa la leche pueden obstruirse impidiendo que salga y formando bolitas duras que duelen si las tocas. Antes de amamantar, masajea la zona durante 3 minutos como mínimo, con movimientos circulares suaves, y alimenta a tu bebé hasta que sientas que lo vació completamente, y la bolita desaparezca.

4. Poca leche

Este problema, en realidad, es muy poco frecuente. Si tu bebé llora a los pocos minutos de empezar a tomar leche, o pide constantemente de comer, tranquila es normal. La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna a demanda, que significa que el bebé puede ser amamantado cuantas veces lo desee y por el tiempo que decida,  asegurando así una adecuada producción de leche materna.

5. Confusión del pezón.

Cuando un bebé es alimentado con biberón los primeros días de vida, no aprende a succionar, sino que muerde el chupón y regula el flujo tapando la punta del chupón con la lengua; cuando hacen esto con el pezón, además ser doloroso para la mamá, provocan que se salga de su boquita molestándolos y haciéndolos llorar, así que en la medida de lo posible, evita el uso de biberones y chupones.

Sentirte cómoda con la lactancia puede llevar tiempo y práctica, procura hacerlo en un lugar tranquilo y libre de distracciones, acarícialo y fomenta el contacto piel con piel, de acuerdo a la UNICEF esto puede  ayudar a tener una lactancia exitosa.

Dinos, ¿alguna vez te has acercado a alguna asesora de lactancia para pedir ayuda?