Feed icon
Articulo

Gimnasio para bebés: ¡estimulación y diversión!

¿Por qué un gimnasio para bebés tiene tantos beneficios? 

2minutos
lectura Feb 21, 2019

La estimulación temprana de los bebés es algo que naturalmente hacen las mamás y papás, sin que muchas veces sean consientes de estar haciéndolo. Cada vez que mamá le canta al bebé, está estimulando su lenguaje, comunicación y por supuesto su desarrollo afectivo. Todos los estímulos que reciben los bebés, incluso desde antes de nacer, son una forma de estimulación temprana.

Se recomienda estimular una por una las diferentes áreas del desarrollo de tu pequeño, con movimientos y juegos específicos acordes a cada etapa. Puedes hacerlo con la ayuda de cojines, juguetes vistosos, juguetes ruidosos, texturas o… ¡con todo reunido en un gimnasio de bebé!

¿Qué es un gimnasio para bebé?

Es como un “parque de diversiones compacto” para bebés. Se compone por una manta acolchonada y luego muchos juguetitos con texturas, colores y elementos atractivos.



¿Por qué se recomienda usar un gimnasio para bebé?

Los gimnasios de bebé se recomiendan porque estimulan las tres áreas del desarrollo de los pequeños:

  • Desarrollo motriz: relacionado con la exploración y conocimiento del entorno que lo rodea. 
  • Desarrollo cognitivo: se relaciona con el lenguaje y la comunicación.
  • Desarrollo psicosocial: abarca los sentimientos, las relaciones personales y sociales. 


¿Cuáles son los beneficios de usar un gimnasio para bebé? 

Que tu bebé se divierta mientras se desarrolla tiene muchos beneficios, por ejemplo:

  • Los juguetes de colores brillantes, rojo, azul, amarillo, verde, naranja y rosa intenso, ayudan al desarrollo de la vista del bebé.
  • Los juguetes con música (algunos gimnasios vienen con piano o botoncitos que hacen diferentes ruidos), desarrollan el oído y lo ayudan a diferenciar sonidos
  • Cada vez que intenta girarse o sentarse para alcanzar un juguete o colgante, ejercita las habilidades motrices gruesas.
  • Cuando hace pincita y toma con la manita un juguete que llama su atención, o cuando aprieta un botón, trabaja la motricidad fina.
  • Cuando jala o presiona un juguete y este se mueve, tu bebé entiende los conceptos causa y efecto.
  • Cuando experimenta con una tela rugosa o suave, fomenta su desarrollo táctil.

Recuerda que siempre que el bebé esté en el gimnasio, un adulto debe estar supervisando sus movimientos. ¡Es hora de divertirse!

¿Te gustó este artículo? ¡Recibe más información como esta y sé parte de nuestra comunidad! Regístrate ahora.