Feed icon
Articulo

¡Dile sí a la lactancia!

Con la leche materna, ¡todos ganan!

2minutos
lectura Jul 30, 2016

La lactancia materna es el alimento ideal para tu bebé, ya que contiene todos los nutrimentos que necesita en las cantidades suficientes para cada etapa. La Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que debe ser el alimento exclusivo durante los primeros seis meses de vida, y de ser posible, continuarse a la par de la alimentación complementaria, hasta los 2 años de edad.
 

A continuación, te diremos algunos beneficios que brinda la lactancia materna:

Para tu bebé

  • Es un alimento de fácil digestión
  • Ayuda a desarrollar su sentido del olfato y el gusto
  • Ayuda a prevenir alergias, asma, obesidad y sobrepeso
  • Contiene probióticos, bacterias que fortalecen el aparato digestivo y sistema inmunológico
  • Disminuye el riesgo de contraer enfermedades respiratorias

Para ti

  • Al amamantar, tu cuerpo estimula la contracción del útero, para que vuelva a su tamaño normal
  • Puede ayudarte a prevenir cáncer de mama y cáncer de ovarios
  • ¡La leche materna favorecerá tu peso! Sí, al producirla lograrás quemar hasta 500 calorías adicionales por día
  • Cuando amamantas, tu cuerpo libera hormonas que te ayudan a sentirte tranquila y relajada
  • Al producir el alimento que tu bebé necesita, cuidarás tu economía.

Beneficios compartidos

  • Fomenta el apego entre tu bebé y tú
  • Al amamantar, ayudas a crear seguridad, amor y confianza en su relación
  • Disminuye el riesgo de contraer anemia
  • Podrás satisfacer sus necesidades alimenticias rápidamente, si se encuentran fuera de casa
  • Aunque tú no estés, puedes seguirlo alimentando con leche materna al almacenarla y dejarla a disposición de quien esté a cargo de su cuidado

La belleza de ser mamá aumenta al saber que tu cuerpo está listo para darle a tu bebé lo mejor que tiene para alimentarlo y protegerlo; no dudes que la leche materna es ideal para ayudarlo a crecer fuerte y saludable.

Es increíble descubrir la sabiduría de la naturaleza y el cuerpo de la mujer, ¿no crees? Cuéntanos, ¿estás lista para la lactancia?