Feed icon
Articulo

Cuida la pancita de tu bebé para verlo sonreír

Descubre cómo cuidar su salud digestiva.

3minutos
lectura May 16, 2018

Los malestares digestivos propias de los lactantes pueden repercutir en la actitud y tranquilidad de tu hijo, provocando llanto, irritabilidad y mal humor; y como habrás notado, un bebé molesto puede estresar a una familia entera.

Para mejorar o  reforzar su salud digestiva puedes apoyarte en los prebióticos y probióticos; ¿pero sabes qué son y cómo pueden ayudarlo?

Los PROBIÓTICOS son microorganismos vivos que estimulan las funciones protectoras del intestino para fortalecer la microbiota. Por otro lado, los PREBIÓTICOS son ingredientes no digeribles que estimulan de forma selectiva el crecimiento y/o la actividad de bacterias buenas; los prebióticos y probióticos trabajan en conjunto para que tu bebé tenga una sana digestión y un adecuado funcionamiento de su estomaguito.

¿Y cómo funcionan?

Está científicamente comprobado que el probiótico L. reuteri reduce hasta un 84% el tiempo de llanto que presenta un bebé por cólicos, debido a que favorece las bacterias buenas y el movimiento intestinal.

Para identificar si tu bebé tiene alteraciones en su microbiota, puedes notar que:

Aunque tu bebé es muy pequeño y debe alimentarse con Leche Materna de forma exclusiva hasta los 6 primeros meses de vida, te alegrará saber que ésta contiene la cantidad adecuada de prebióticos y probióticos que necesita para tener una adecuada salud digestiva

Durante el periodo de lactancia, no olvides que una alimentación equilibrada, una adecuada hidratación y que consumas un multivitamínico, pueden ayudarlos a estar saludables. Recuerda que al cuidar su nutrición y hábitos durante los primeros 1000 días, puedes hacer la diferencia de por vida.