My Feed icon
Articulo
Add this post to favorites

¿Cuáles son las señales de que mi bebé tiene hambre o está satisfecho?

Aquí encontrarás las claves para reconocer cuando tu bebé tiene hambre o está lleno

3minutos lectura Ene 22, 2016

Dos de las preocupaciones más grandes que tenemos las mamás al darle pecho a nuestros hijos son: ¿cómo reconocer las señales de que mi bebé tiene hambre?, y ¿ya se siente lleno y por eso se detuvo? Para poder responder estas dudas es indispensable que conozcas las señales de hambre y saciedad que tu bebé te dará en esta etapa tan importante.

¿Cómo saber si mi bebé está lleno?

Desde el nacimiento hasta los 4 meses de edad, si tu bebé:

  • Se despierta y empieza a hacer movimientos con la boca.
  • Succiona su puño.
  • Llora y se muestra molesto.
  • Abre la boca al contacto con el pezón.
  • Está muy inquieto.

Todo esto significa que tiene hambre y es momento de alimentarlo. Si está prendido de tu pecho  y su succión es más lenta puede estar indicando que quiere más alimento, entonces dale el otro pecho para que siga comiendo hasta que te muestre que se siente satisfecho, y esto lo demostrará de la siguiente manera:

  • Cierra los labios.
  • Voltea la cabeza hacia otro lado.
  • Disminuye la rapidez o intensidad en la succión.
  • Detiene la succión y saca el pezón de su boca.
  • Se queda dormido.

Señales en los bebés de 4 a 6 meses

Aquí es cuando tu bebé empieza a cambiar la manera de comunicarse contigo, por lo que cuando tenga hambre, además de llorar o mostrarse molesto, puede:

  • Sonreír o mirar fijamente.
  • Dirigir la cabeza hacia tu pecho cuando lo cargas, para acercar su boca a la altura de tu pezón.

Si mientras come, notas que tu bebé empieza a hacer ruidos con la boca, está expresando que tiene más hambre, así que dale el otro seno para que continúe comiendo hasta sentirse satisfecho, lo cual puede demostrártelo así:

  • Disminuye o detiene la succión.
  • Suelta el pezón.
  • Voltea la cabeza hacia otro lado.
  • Comienza a distraerse o pone más atención en lo que pasa a su alrededor.

Dale a tu bebé leche materna a libre demanda

Una de las mejores maneras de asegurarte de que tu bebé come lo que necesita y en el momento en que lo necesita es mediante la lactancia a libre demanda. Esto significa que le debes ofrecer el pecho siempre que tu bebé lo pida y durante todo el tiempo que lo pida, sin contar el número de tomas de leche al día, ni el tiempo que se tarda en cada toma. Además, esto puede ayudar a aumentar tu producción de leche, ya que la succión estimula las hormonas encargadas de producirla.

Recuerda que todos los bebés son diferentes y no siempre muestran las mismas señales, pero con el tiempo aprenderás a entender lo que te quiere decir con cada movimiento o balbuceo.

Cuéntanos, ¿cómo aprendiste a reconocer cuando tu bebé tiene hambre?