Feed icon
Articulo

¿Cómo bañar a tu bebé? Paso a paso

Aprende lo necesario para que tú y tu bebé disfruten la hora del baño.

4minutos
lectura Jan 7, 2019

Cuando llegue el momento de bañar a tu bebé, seguramente te lloverán las dudas acerca de cómo hacerlo correctamente, y es normal que incluso, sientas un poco de nervios.

En realidad, el baño no sólo sirve para mantener a tu peque limpio, también es una gran oportunidad para ayudarle a relajarse y descansar mejor, y puede ser un momento íntimo y lleno de amor para ambos.

¿Qué cosas que necesito para bañar a mi bebé?

El lugar donde decidas bañar a tu bebé dependerá del espacio con el que cuentes. Lo importante es que estén cómodos, que no haya corrientes de aire ni variaciones en la temperatura. 

Es importante que antes de iniciar, tengas a la mano todo lo que vas a necesitar

  • Jabón neutro o suave para que no dañe la piel o los ojitos de tu bebé
  • Esponja suave y de preferencia naturales como por ejemplo la hidrófila
  • Toallas 
  • Y ropita que le pondrás

¿Cada cuánto debo de bañar a mi bebé?

Algunos especialistas indican que puedes bañar a tu peque en cualquier momento y con la frecuencia que lo desees, siempre y cuando te asegures de secar muy bien su cordón umbilical.

Sin embargo, hay quienes dicen que lo ideal es esperar a que el cordón umbilical se desprenda por completo (entre los 5 y 20 días de nacido) y mientras tanto, darle solamente baños de esponja.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda retrasar el contacto con el agua al menos 24 horas después del parto, pues el vérnix (la capa blanca que recubre a los bebés dentro del útero) es como un escudo natural anti-bacterias. 

Debes saber que la piel de los bebés es muy sensible y algunos podrían sufrir resequedad si los bañan diario. Al principio, con darle un baño tres veces a la semana es más que suficiente.

¿Cómo bañarlo?

  • Ten el agua lista y cerciórate de que esté a la temperatura correcta antes de desvestirlo.
  • Usa tu palma para sostener su cabeza y tu antebrazo para recargar su cuerpo, y utiliza la otra mano para bañarlo. Puedes ayudarte de una manta o toalla para evitar que se resbale.
  • Primero moja su cuerpo y frota suavemente con jabón neutro para bebés, enjuágalo y envuélvelo en una toalla.
  • Al final, con su cuerpo fuera del agua, lava su cabecita con un champú especial para bebé.
  • Sécalo y vístelo de inmediato, así evitarás que se enfríe.

¿Qué necesito para después del baño?

  • Toalla de algodón: para secar al bebé mojado después del baño.
  • Toallitas húmedas: para limpiarle zonas sensibles a las que no puede llegar el agua de la bañera, como los ojos, la nariz o las orejas.
  • Algún aceite o crema: después del secado, hidrata a tu bebé con cremitas para bebé.
  • Perfume para refrescar al pequeño después del baño: puedes echarle unas gotas de colonia de bebé a partir del segundo trimestre, pero recuerda consultárselo al pediatra por si hubiera algún inconveniente.
  • Pañales: después del baño y la limpieza del bebé es la hora de ponerle un pañal nuevo.

¿Qué otros cuidados especiales debo tener? 

  • Procura cubrir el cordón umbilical para que no se moje demasiado, y mantenerlo seco luego de cada baño.
  • Verifica siempre la temperatura del agua antes de meterlo. Procura que sea tibia, no caliente (entre 37 y 38 grados).
  • Cuida que el agua no entre en sus orejas, esto podría generarle molestias.
  • Si ocupas una tina, deja que el agua llegue sólo a la mitad, no completamente llena.
  • Nunca dejes a tu bebé solo en el agua.
  • Usa productos diseñados especialmente para bebé.

Claves para disfrutar la hora del baño

  • Trata de crear un ambiente agradable, con luz tenue y música relajante. Así tanto tú como   tu bebé se sentirán más cómodos.
  • Puedes hablarle mientras lo bañas para que no se angustie, procura sostenerlo con firmeza para que no resbale.
  • La temperatura del agua ayudará a relajar sus músculos y tu pequeño dormirá plácidamente.

El momento del baño deberá adaptarse a tu estilo de vida; mientras tengas los cuidados necesarios, cualquier opción que tomes, será la correcta. Confía en tu instinto y disfruta de este delicioso momento con tu bebé.