Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compártelo
X
Identifica las crisis de lactancia que tendrás durante esta etapa.

5 crisis de la lactancia materna que debes conocer

 

Existen cambios durante la lactancia que pueden causar desesperación o preocupación, identifícalos para que estés tranquila.

Miércoles, Septiembre 9, 2020 - 17:36

Después de que tu bebé nace inicia una nueva experiencia: la lactancia materna, la cual es un proceso que tanto tu bebé como tú, deben aprenderlo juntos.

Después de que tu bebé nace inicia una nueva experiencia: la lactancia materna, la cual es un proceso que tanto tu bebé como tú, deben aprender juntos. Notarás que la clave está en tener mucha paciencia, ya que habrá veces que sentirás un gran avance y otras aparecerán situaciones que no entenderás de inmediato.

 

Un ejemplo de esto es cuando te acostumbras a que tu bebé tenga un ritmo de demanda y de repente empieza a pedir leche más seguido y simplemente no entiendes las razones por las que cambió su comportamiento. A esto se le llaman crisis de lactancia, crisis de crecimiento o brotes de crecimiento.

 

 

Estas crisis de lactancia aparecen en edades específicas, y si sabes de qué se tratan, podrías detectarlas con facilidad para superarlas y no caer en la desesperación.

 

1. Crisis de lactancia entre los 15-21 días de nacidos

 

Pensarás que tu bebé ya tiene un ritmo en su alimentación, pero en la tercera semana experimenta la primera crisis: quiere comer con mucha más frecuencia. Puedes pensar que está tan satisfecho que saca el aire con un poco de leche, sin embargo, quiere seguir pegado al pecho.

 

La razón: necesita aumentar la producción de leche de su mamá porque está creciendo. Pero no te preocupes, una vez que lo logre, volverá a hacer tomas más espaciadas.

 

 

2. Crisis de las 6 ó 7 semanas de nacido

 

El pequeño requiere más cantidad de leche, por lo que aumenta el número de tomas. También puede estar inquieto, jalar el pezón, llorar sin soltar el pecho, arquear la espalda y tensar las piernas porque también cambia el sabor de la leche materna. Se vuelve más salada. Después vuelven a su ritmo normal.

 

3. A los tres meses

 

Es la crisis más delicada y compleja, puede tardar hasta un mes en superarse y adicional es cuando muchas madres regresan a trabajar. El bebé realiza tomas muy espaciadas y sólo se tarda algunos minutos en alimentarse, es decir, pareciera que come menos en poco tiempo, aparentando que no tiene hambre o que te estás quedando sin leche. También puede comer de forma intranquila, jalando y soltando el pecho al principio de la toma. Pero, tranquila, es que la lactancia se ha instaurado completamente y la producción se ajusta a la demanda del bebé y no se produce al alza, como al principio de la lactancia

 

 

4. A los 12 meses

 

A esta edad el bebé ya combina la lactancia con la alimentación, sin embargo a partir del año de edad el crecimiento del bebé se desacelera, es decir el ritmo acelerado que tenía antes ahora es menor, por lo que puede bajar su preferencia por los alimentos, y por lo tanto incrementar sus tomas de leche. Pero todo vuelve a la normalidad entre los 15 y 18 meses.

 

 

5. A los 24 meses

 

En caso de que continúes con la lactancia, tu hijo te pedirá más leche materna, es decir con más frecuencia que antes, ya que está en el proceso de ser independiente y necesita sentirse seguro y con el confort de la madre, aunque es común que solo sean ¨pequeñas tomas¨. Pero como todos pasará en breve.

 

Las crisis de lactancia son pasajeras, pero tienes que estar tranquila para ayudar a tu pequeño en estos momentos en que está conociendo y escuchando su cuerpo. Si tú estás relajada y feliz, tu hijo también lo estará.

 

Es importante que tú también disfrutes este momento de lactancia por lo que recomendamos prevengas ciertos problemas comunes que hoy en día existen como la ¨mastitis¨o inflamación del seno materno. Pregunta a tu doctor por suplementos con probióticos L. Fermentum que pueden ayudarte a prevenirlo. Nestlé Maternal Nutrition cuenta con un suplemento llamado Optilac ® que puede ayudarte.

Leer más

What to remember

  • Estas crisis de lactancia aparecen en edades específicas.

    La clave está en tener mucha paciencia.

  • Las crisis de lactancia son pasajeras

    Habrá veces que sentirás un gran avance y otras aparecerán situaciones que no entenderás de inmediato.

Únete a Baby and Me

Con un sólo clic podrás disfrutar increíbles beneficios, ¡conócelos!

¡Regístrate!

Contenido Relacionado
Buscar

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Prueba nuestra nueva herramienta de búsqueda inteligente. ¡Siempre tendremos algo para ti!